Reflexión bíblica

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1272 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 3 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Reflexión Bíblica
"Ten confianza, hija, tu fe te ha salvado" Mt 9, 18-26
 
 
Se presentó a Jesús un alto jefe y, postrándose ante él, le dijo: Señor, mi hija acaba de morir, pero ven a imponerle tu mano y vivirá San Mateo se refiere uno de los jefes de la sinagoga, es decir un miembro distinguido de la sinagoga, según el Evangelio de san Marco, se llama Jairo, nombre bastante usual.Llegándose a Jesús, se postró ante El, e insistentemente le rogaba que viniese a su casa e impusiese sus manos sobre su hija única, sabemos por los sinópticos que es de doce años y que estaba muriéndose, este fragmento dice mi hija acaba de morir.

Si el alto jefe ruega a Jesús, que para curar a su hija, venga a su casa y le imponga sus manos, el no tenía un conocimiento claro del poder de Jesús, ya queno pensó en una curación a distancia. Era la fe imperfecta, que pensaba requerirse la presencia física para la curación. Es lo que hizo exclamar a Marta, la hermana de Lázaro, después de la muerte de éste, dirigiéndose a Cristo: Si hubieras estado aquí, no hubiera muerto mi hermano (Jn 11:21). La prueba le resultaba especialmente dura al alto jefe, cuando acaba de presenciar la curación de la mujercon hemorragia. Es un contraste acusado en dos actitudes de fe.

Este relato de san Mateo, se encuentra en san Marcos (Mc 5, 21-43) con mucho detalle, con descripción de los personajes y los sucesos, y nos hace ver minuciosamente todas las actitudes, que suceden paso a paso, la de Jesús, los discípulos, las gentes, los que suplican, los que sufren, los que alborotan y los que lloran, en otrapalabras, es un relato muy vivo.

Entonces se le acercó por detrás una mujer que padecía de hemorragias desde hacía doce años. Debía de ser de cierta posición social, pues había consultado muchos médicos y gastado toda su hacienda con ellos, pero no había podido ser curada por ninguno, pero sin provecho alguno, es decir iba de mal en peor, no sólo por la inutilidad de aquellos remedios, sino, enparte, causados por los mismos.

Cuando Jesús iba a casa del Jefe de la Sinagoga para curar a su hija, tiene lugar esta escena. Iba acompañado de una gran multitud, que le apretujaba. En las callejuelas del viejo Oriente, el entusiasmo despertado por Jesús hacía que la multitud, empujándose por acercarse, le apretujase. Entre esta turba se mezcló la mujer angustiada y tocó con fe el vestido delSeñor. Y al punto se hizo su curación.

Habiendo oído esta mujer la fama curativa de Jesús, apeló, desesperada ya de médicos, al mejor recurso, Él. Sólo pensó en tocar su vestido, porque creía que con ello se curaría. La mujer enferma, a como de lugar quiere llevar adelante su propósito, entonces viene por atrás, y como queriendo robarle o sorprenderle un milagro. Esto es, porque era debido altipo de impureza legal que significaba su enfermedad, ya que otros enfermos tocaban a Jesús para curarse. Las prescripciones rabínicas, aislaban a la mujer que padecía de esta enfermedad a fin de que no contagiase su impureza legal.

En este fragmento de san Mateo, dice que Jesús se dio vuelta, y al verla, le dijo: Ten confianza, hija, tu fe te ha salvado, sin embargo en san Marcos, Jesús, sevuelve preguntando quién le ha tocado, porque una fuerza había salido de El. Y se dio vuelta, es decir, miraba en torno suyo, — es la clásica mirada circular del estilo de san Marcos, como queriendo descubrir quién había sido. Si Jesús obra así, no es por ignorancia, sino por elevar y confirmar la fe de aquella mujer, haciéndole ver que no fue la curación por un contacto supersticioso, sino por efectode la fe. Ante esto, los discípulos, se extrañan de esta pregunta, pues todos le apretujaban y nadie se había acercado a El con gestos o modos especiales. Pero Jesús insistió en su afirmación. Ante esto, la mujer se postró ante El y le confesó, lo mismo, ante todo el pueblo toda la verdad. Jesús le dijo: Ten confianza, hija, tu fe te ha salvado. Y desde ese instante la mujer quedó sana....
tracking img