Reflexión kant

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1318 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 23 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Respuesta a la pregunta: ¿Qué es Ilustración?

En este ensayo se habla de la Ilustración que no sólo fue un movimiento ideológico o filosófico, sino que también cultural ya que se puede considerar que constituyó un espíritu con un carácter propio. Éste gozaba de una influencia social muy vasta que también repercutía en el ámbito literario, artístico, histórico y también religioso, como secomenta más ampliamente en el este texto de Kant. Este espíritu estaba encabezado por un lema “sapere aude”[1] en el ensayo de Kant se le puede dar una interpretación como “ten el valor de usar tu propia razón”. Por lo tanto podemos esculpir la base de este espíritu ilustrado con la libertad y la razón. He llegado a esta afirmación a través de la lectura del ensayo, creo que la pretensión de lailustración no es otra que la de liberar a la personas de la esclavitud de los prejuicios y del pensamiento irracional, al igual que de la falta de autonomía en el propio pensamiento. A través de esta liberación se pretende conseguir el desarrollo del individúo y a la vez el progreso de la sociedad.
El primer concepto que muestra Kant es el de minoría de edad. Personalmente creo que este concepto pormucho que se desarrollara en el s. XVIII, se puede aplicar y relacionar con muchas de las situaciones sociales actuales. De hecho para esto sirve la filosofía cuyo objetivo es analizar y discutir los acontecimientos históricos pero a la vez relacionarlos con los vigentes en el mundo actual.
Actualmente nos encontramos con una serie de individuos que tal y como consideraba Kant son seres perezosos ycobardes que no se atreven a adentrarse en el mundo del saber y el conocimiento. Es mucho más fácil esperar que el conocimiento venga a ti, me explico; es más cómodo esperar a recibir un alud de conceptos durante una clase magistral, tomar los apuntes pertinentes e ir a estudiarlos para luego el día de la evaluación de esos contenidos explicar exactamente sin un razonamiento previo lo que“aprendiste” en esa clase magistral. Esta disposición frente al conocimiento y el aprendizaje es la más común entre muchos de los estudiantes. Actualmente nos limitamos a recibir los contenidos mostrados en la universidad por los profesores pero no recibimos la llamada de la curiosidad y la necesidad de ampliar conocimientos en otros medios de los muchos de los que disponemos. El problema radica en queesta actitud parece ser innata en los jóvenes de hoy en día. Incluso se ven incapaces de actuar de diferente manera a la que lo hacen habitualmente, se han acomodado y prefieren no esforzarse en buscar nuevas formas de aprendizaje. Esto los caracteriza, según mi parecer, en seres carentes de personalidad ya que prefieren llevarse por las masas y no diferenciarse ante los demás. Hoy en día, aunqueparezca algo curioso, no está socialmente aceptado entre los jóvenes que seas un ser que destina mucho tiempo a indagar y profundizar por tu cuenta en los conocimientos proporcionados por un docente en una clase por ejemplo.
Es por los motivos expuestos anteriormente que creo que al igual que la sociedad que intenta explicar Kant en su ensayo, la sociedad actual se encuentra igual de estancada. Nosfalta saber andar por nosotros mismos y saber utilizar los medios que tenemos al alcance para poder progresar y avanzar. Si nuestra sociedad está formada por seres encargados de razonar y hacer ese uso público de la razón creemos que todo está solucionado, pero no, este sólo es otro problema. Volvemos dónde nos situábamos antes, nos acomodamos y dejamos que otros sean los que piensen y tiren delas riendas de la sociedad por nosotros. Estos podrían ser en el ensayo de Kant los mencionados como “tutores”.
Otro de los aspectos digno de ser mencionado del ensayo es el uso de la razón y la diferenciación entre un uso privado o público de ésta. Esta diferenciación surge a través de la afirmación “Razonad tanto como queráis y sobre lo que queráis; pero obeced”[2], cuando Kant se pregunta:...
tracking img