Reflexion ética que propone san agusitn de hipona

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (374 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 5 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA REFLEXIÓN ÉTICA QUE PROPONE SAN AGUSTÍN DE HIPONA

El mal y su estatuto ontológico
El problema de la creación está vinculado con el gran problema del mal, al que San Agustín ha sabido dar unaexplicación que durante siglos ha constituido un punto de referencia y que conserva aún toda su validez. Si todo proviene de Dios, que es el Bien, ¿de dónde procede el mal? Agustín halló en Plotino laclave para solucionar la cuestión. El mal no es un ser, sino una carencia y una privación de ser: “Y el mal, cuyo origen buscaba, no es una substancia, porque si lo fuese, sería un bien. Y sería unasubstancia incorruptible, y por tanto sin ninguna duda un gran bien, o sería una substancia corruptible, y por tanto un bien que no podría estar sujeto a la corrupción. Por esto, vi con claridad queTú habías hecho buenas todas las cosas.”
El problema del mal de acuerdo con San Agustín puede plantearse en tres planos:
Plano Ontológico: En el cosmos no existe el mal, sino que existen gradosinferiores de ser en comparación con Dios, dependientes de la finitud de las cosas creadas y del diferente grado de esta finitud. Los grados inferiores de ser y las cosas finitas constituyen momentosarticulados en un gran conjunto armónico. Por ejemplo, cuando juzgamos que es un mal la existencia de determinados animales nocivos, en realidad estamos empleando la medida propia de nuestra utilidad y denuestro provecho contingente y, en consecuencia, apelamos a una perspectiva errónea. Desde una visión de conjunto, cada cosa, incluso la aparentemente más insignificante, posee su propio sentido y supropia razón de ser y, por tanto, constituye algo positivo.
Plano moral: El mal moral, en cambio, es el pecado. Y el pecado depende de la mala voluntad. Y ¿de qué depende la mala voluntad? La malavoluntad no tiene una causa eficiente sino, más bien, una causa deficiente. Por su propia naturaleza, la voluntad habría de tender hacía en sumo bien. Sin embargo, puesto que existen numerosos bienes...
tracking img