Reflexiones sobre la educacio

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 61 (15207 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 13 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
n

Ricardo Vicente López
__________________

Reflexiones
sobre la
educación
____________________

La crisis del sistema civilizatorio exige meditar seriamente sobre la educación necesaria para enfrentarla y superarla

Cuadernos de reflexión:
Una educación para la utopía

Primera palabras de un docenteQuiero comenzar esta serie de notas sobre educación proponiendo algunas aclaraciones previas que me permitirán ofrecer una mejor interpretación de lo que intento decir. No tienen la menor intención de pontificar sobre ninguno de los temas a tratar. Soy plenamente consciente de la provisoriedad de todo lo que se pueda decir en este mundo enpermanente cambio. La validez que puedan tener sólo se sustenta en mis estudios, en mi experiencia y en mis convicciones. Por ello, estas páginas que siguen no tienen mayor valor que el de ser conclusiones a las que ha llegado alguien con vocación por lo humano y por la educación. Por todo ello, lo que voy a ofrecer es un intento de poner a consideración algunas líneas de pensamiento sobre el temaeducativo a todos aquellos que se sientan convocados por esta problemática tan grave. Que, tal vez, puedan ser útiles a la hora de reunirse para reflexionar juntos sobre el amplio, serio y decisivo tema. Me empuja a hacerlo la necesidad de pensar, junto a todos los que aman la educación, la imperiosa necesidad interior de «imaginar», «soñar», «prefigurar», «anticipar»... lo que pueden ser caminosprobables y posibles de un mundo educativo mejor.
En estos intentos se juega el destino de muchos jóvenes que la comunidad pone en nuestras manos, con la esperanza de que estemos a la altura de la misión que nos encomiendan y que nosotros hemos abrazado: ser maestros, modelos, guías, pastores, o como prefiramos denominar esta tarea de servicio. De nosotros depende en gran parte la posibilidad deque ellos puedan elegirnos como una referencia para construir sus destinos. Ellos necesitan de nuestra madurez y de nuestro compromiso, como así también de nuestra humildad para reconocer las limitaciones que tenemos ante tan difícil problema. Ello supone nuestra decisión de bajarnos del pedestal del saber y colocarnos en el llano junto a quienes tenemos el deber de ayudar a formar. Esto exige unequilibrio entre la vieja certeza de que sabemos todo lo que tenemos que hacer y la nueva incertidumbre de no atreverse a afirmar nada por miedo a aparecer como autoritarios.
En una entrevista realizada no tanto tiempo atrás la Dra. Inés Dussel decía algunas cosas sorprendentes en boca de técnicos de la educación. Hacía referencia a un proceso cultural que ella denomina «horizontalización de lasrelaciones entre las generaciones», por el cual los saberes de las generaciones actuales son equivalentes y de igual valor. «No es una situación exclusiva de la Argentina, dice, se repite en los lugares más diversos del planeta». Esto crea una situación ficticia, una igualdad que no existe. Los saberes técnicos, como los del manejo de la computadora, o lo que algunos programas de televisióninforman pueden ser compartidos y puestos en un pie de igualdad. Pero educar es también, y fundamentalmente, ayudar a crecer, a madurar, y para ello la experiencia de vida sólo es recibida a través de un docente que asuma su papel de adulto frente al joven. Esto ya marca una diferencia generacional que no se debe borrar frente a ellos, porque el docente tiene «un saber sobre la vida y la cultura que eljoven no tiene». Propone decirle al alumno: «Te voy a acompañar, no puedo prometerte otra cosa que te voy a acompañar y a enseñar, y que voy a tratar de protegerte todo lo que pueda». Sin embargo, dice, ese gesto falta y eso es una carencia que debe ser subsanada. Hay que volver a legitimar la autoridad docente, sin que ello suponga autoritarismo, que es otra cosa, sostiene.
Esta ambivalencia...
tracking img