Reflexiones

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (566 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 22 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
El viejo árbol
 Había una vez un árbol... y el árbol amaba a un niño... y el muchacho venia todos los días y cogía sus hojas. Y con ellas hacia coronas e imaginaba ser el rey del bosque... y trepabapor su tronco... y se colgaba de sus ramas... y comía manzanas... y jugaba al escondite... y cuando se cansaba se dormía a la sombra... y el muchacho amaba muchísimo al árbol... y el árbol erafeliz... pero el tiempo pasaba... y el muchacho crecía... y el árbol, con frecuencia estaba solo...

Un día el muchacho se acerco al árbol y este le dijo:

-Ven, muchacho trepa por mi tronco ycolúmpiate en mis ramas y come manzanas y juega en mi sombra y sé feliz...

- Soy demasiado grande para trepar y jugar - dijo el muchacho -. Necesito dinero. )Puedes darme un poco de dinero?

- Lo siento -dijo el árbol -, pero no tengo dinero. Solo tengo unas hojas y manzanas. Coge las manzanas, muchacho, y véndelas en el mercado de la ciudad. Entonces tendrás dinero y serás feliz...

En seguida, elmuchacho subió al árbol, cogió sus manzanas y se las llevo. Y el árbol fue feliz... y el muchacho se alejo. Se fue muy lejos sin poder ver al árbol... y el árbol estaba triste... y un buen día elmuchacho volvió... y el árbol se estremeció de alegría y dijo:

- Ven, muchacho, y trepa por mi tronco y colúmpiate en mis ramas y se feliz.

- Estoy demasiado atareado - dijo el muchacho - paratrepar por tu tronco. Necesito una casa para cobijarme. Necesito calor como el comer. Quiero una esposa, quiero tener hijos y por eso necesito una casa.

- Yo tengo casa - dijo el árbol -. El bosque esmi casa. Pero tu puedes cortar mis ramas y construir una casa. Entonces serás feliz...

Y el muchacho corto sus ramas... las llevo para construir una casa... y el árbol era feliz... y el muchacho sefue lejos y no pudo ver mas al árbol por mucho tiempo...

Y cuando el muchacho regreso... el árbol no podía hablar, cargado de emoción.

- Ven, muchacho - balbuceo -, ven a jugar.

- Soy...
tracking img