Reformismo radical republicano

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1513 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 11 de enero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Reformismo radical republicano
A propósito de “Bases de la construcción del movimiento republicano antisistema en Madrid” de Mariano Pujadas
Nekane Bengoa | Para Kaos en la Red | 10-12-2007 a las 10:19 | 2116 lecturas | 18 comentarios
www.kaosenlared.net/noticia/reformismo-radical-republicano

Aunque el título del texto de Mariano Pujadas sobre el movimiento republicano parece invitar auna reflexión sobre la constitución de lo que llama “un movimiento antisistema en Madrid” (ver link al texto al final de esta página), llama la atención que, de siete páginas, sólo dos se aplican a este propósito, y el resto se evapora en lo que quisiera ser una crítica al PCE y su reformismo que ,al final, queda en nada. Una crítica al PCE que sea verdaderamente crítica requiere de una exposicióndescriptiva de lo criticado que incluya su historia, y un contramodelo analítico que haga posible su superación dialéctica: que anule políticamente al objeto criticado y construya a partir de sus residuos, nuevas categorías y proyectos de acción.
Leyendo el texto de Mariano Pujadas concluimos que el PCE está constituido por una comunidad de renegados de la revolución a los que la socialdemocraciaha dejado fuera del escenario político. Sin economía y sin historia que nos den alguna clave explicativa, la lectura del texto nos sitúa ante gente perversa con objetivos inconfesables (“puestos”) al servicio de la contrarevolución.
En uno de sus libros más accesibles, El 18 Brumario de Luis Bonaparte, el viejo Marx describe el arco parlamentario francés entre 1848 y 1851. En ese análisis, cadaformación política, cada bancada parlamentaria, cada líder y cada discurso es relacionado con una formación social precisa, con una clase o un sector de clase concreto, con una posición dentro de una estructura económica bien definida, y con unos objetivos políticos determinados. Marx no analiza el reformismo desde una clave exclusivamente política, ni mucho menos moral o emocional. En el ciclo derevolución permanente que arranca en 1789 y va estallando en 1830, 1848 y 1871, Marx coloca a cada corriente política en su sitio y las explica en relación a su posición dentro del modo de producción, a sus intereses como clase. No se indigna, ni se ofende, no hace demagogia. Más bien sonríe al destapar las limitaciones y destacar lo errático del proyecto político de aquellos sectores sociales queiban siendo engullidos por el carro de fuego de la revolución. Su materialismo le obligaba a buscar vasos comunicantes entre la estructura social y su expresión en términos de conflicto político.
De la misma manera procedió Lenin en sus análisis sobre la composición “químicamente impura” de la clase obrera. Esa heterogeneidad social de la clase es la que explica el abanico de sus expresionespolíticas, de sus relatos ideológicos y su concepción del mundo: desde el anarquismo armado ruso hasta el reformismo gradualista del laborismo inglés. A Mariano Pujadas ésto se le escapa porque es evidente que desconoce lo más elemental del marxismo y la teoría política. Para él, la naturaleza política del PCE, su rol actual entre los movimientos sociales, su entreguismo criminal en la transición o sucolaboración en la liquidación del tejido industrial y la cultura obrera se explican puerilmente como una cuestión de mala fe: como encarnación de El Mal en un proyecto político colectivo; como la opción política de una casta organizativa que “se vende” y “colabora”. Mariano Pujadas no es capaz de llegar mucho mas allá de esta conclusión: el PCE es malo. Analíticamente su texto acaba en el mismonivel en el que empieza, sin elevarse un milímetro, sin aportar nada que nos permita despegarnos del sentido común para pasar a un nivel superior de conciencia. Un simulacro de análisis y, en el mejor de los casos, un análisis reformista sobre el reformismo.
Si Mariano Pujadas se hubiera informado antes, podría haber accedido a la bruta cantidad de materiales elaborados desde finales de los 60...
tracking img