Regina 2 de octubre no se olvida

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1569 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 10 de junio de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
Por qu recomiendo este libro?
Bueno yo recomiendo este libro por muchas cosa s por que aparte nos revela que paso en Tlatelolco ese da que para loos que estuvieron presente ese dia es inolvidable, aparte por que deja grandes mensajes enseanzas y cosas que piensa uno pues yo ma que decon la duda e investigue un poco mas para concluir con el tema y conclui en la siguiente:
Regina

Regina erauna joven mexicana ms en 1968, que haba logrado ser elegida como edecn de los Juegos Olmpicos que la Ciudad de Mxico albergara desde el 12 de octubre de ese ao. Como tantos jvenes, animada por el movimiento estudiantil-popular que se desarrollaba en Mxico de frente al autoritarismo salvaje del PRI y de su entonces presidente, Gustavo Daz Ordaz, fue al mitn que se celebr en la Plaza de las TresCulturas, en la unidad habitacional de Tlatelolco, para apoyar los puntos del pliego petitorio de los estudiantes.

La respuesta del poder ante una movilizacin que lo desbordaba haba sido nica y exclusivamente la violencia: desde derribar la puerta de la Preparatoria Nacional de San Ildefonso con un bazucazo hasta tomar militarmente el Instituto Politcnico Nacional y la Universidad NacionalAutnoma de Mxico, las detenciones ilegales, las palizas, la tortura, el uso del ejrcito contraviniendo las disposiciones constitucionales. La culminacin de la bestialidad del autoritarismo se alcanz ese 2 de octubre por la tarde, cuando el ejrcito cerc a quienes se manifestaban pacficamente y procedi a una masacre aterradora. Entre 300 y 800 muertos, se ha dicho, se dice, nadie supo cuntos. Entre ellos,Regina, con seis disparos por la espalda.

Movimiento por la democracia, por la libertad de expresin, por la legitimidad de la oposicin partidista, organizacin sindical, organizacin campesina, organizacin popular e incluso quienes consideraron que el camino era el alzamiento armado... todo encuentra, si no totalmente s en parte, su raz en esa tarde. Por eso, para muchos mexicanos, una frase serepite ao tras ao: "Dos de octubre no se olvida".

Al paso de los aos, mientras la poltica en Mxico evolucionaba lentamente y siempre bajo la violencia oficial (periodistas asesinados, guerra sucia, represin permanente), entr en escena un tal Antonio Velasco Pia que, primero con un seudnimo y luego bajo su nombre real, public un libro en el cual inventaba toda una serie de mentiras sobre lajoven para forrarse las alforjas y promover su propia versin absurda de lamasmo-aztequista. Entre sus afirmaciones delirantes estaba (est) la de que Regina haba sido "descubierta por un lama" como la reencarnacin de una diosa y haba sido llevada a "iniciarse" en "el Tibet" (por supuesto) y su muerte haba sido una especie de sacrificio para iniciar la "nueva era" en Mxico, de la cual (cmo no) VelascoPia era el profeta y taquillero.

Mientras los creyentes y adeptos reunidos a su alrededor por la monumental desvergenza de Velasco Pia empezaron a exhibir una adoracin absurda por Regina, la familia de la joven cada intent, con poco xito, detener al farsante. Elena Poniatowska, brillante periodista y escritora mexicana, autora de esa joya del periodismo valiente que es La noche de Tlatelolco,que narra en voz de sus protagonistas el movimiento del 68 mexicano hasta su brutal fin, con lujo de detalles, ayud a los padres de Regina para tratar de desenmascarar a Velasco Pia, su desvergenza, su insensibilidad y su impresionante bajeza. Recuerdo a Elenita (en Mxico es "Elenita" para todos) llegando a una de las conferencias de pago de Velasco Pia para increparlo valerosamente. Mientras dabaconferencias asegurando que todo era cierto, verdad incuestionable, ante los medios Velasco Pia se defenda diciendo que eso "era una novela" y as consigui seguir explotando a una joven asesinada.

La familia tuvo que agregar al dolor de una hija asesinada por un poder al que an no se puede llevar ante la justicia el dolor de verla utilizada vilmente por un comerciante sin escrpulo alguno....
tracking img