Regresion de las noches.

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (814 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 16 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA SOMBRA.
Sin pensar en el honor de su corazón, el solo miraba la bala con la que empezaría el juego. Desde hace ya algún tiempo el venia hundiéndose en lo mas profundo de los infiernos intentandosalir arrastrándose por los fuegos, absorbido en agonía, en dolor, y en placer, aquel placer que seduce a los incrédulos. Las llamas ardían sin piedad y solo los verdugos saben que es la incineracióndel alma, aquella que te retorcija hasta el último aliento de valor, hasta el ultimo grano de esperanza, hasta el corazón vivo. Solo esa bala lo salvaría de esa destrucción eterna, de toda aquellabasura que te transforma en un insignificante grano de azufre, que simplemente arde, fastidia y huele mal. Ya era media noche y el hades estaba empezando a emerger, ni la mortalidad misma era capaz deresistir el sabor amargo de la demencia, de la locura, de la soledad. ‘’Púdrete’’ se decía a el mismo. ‘’Púdrete’’ Y se pegaba contra las paredes. De pronto comenzaba a lloriquear y veía la pistola,veía su cara en el espejo y no sabia por que su mirada, sus manos, su voz, sus labios no eran los suyos. Solo sentía miedo y la vez curiosidad por esa sonrisa desquiciada que emergía de su boca, no, dela suya no, de su paralelo. Fijado en el espejo desvio la mirada, al volver a mirarse, no había espejo, no había viento, no había luz, no había nada. El ambiente siniestro acechado por la oscuridad, lotorno a su parte de vileza. Sus ojos ardían y en la penumbra el lo veía. No era como siempre lo había escuchado, no tenia su cola grande ni su piel rojiza, no tenia tridente. Era simplemente unasombra, la sombra que había sustituido la de el desde hace años. ‘’Sal’’ escuchaba a lo lejos, y por momentos sentía la vida misma, tan bella y fogosa. Miraba el arma y se miraba a el, a su paralelomortal. Apuntaba y temblaba. Sus manos veían en el metal el pánico de la muerte, de la crueldad, del infierno mismo. ’’Sal’’ escuchaba, y volvía a sentirse esa sensación de rescate. La sombra siempre...
tracking img