Relación entre psicología y literatura

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 41 (10076 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 9 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
El carácter inevitable de la relación entre Psicología Social y Literatura podríamos concretarla en una frase, nunca vieja, del viejo romano Terencio: “Hombre soy y nada humano me es ajeno”. En efecto, dado que resulta difícil encontrar algo humano (sentimientos, emociones, pensamiento, acción) que no sea intrínsecamente psicosocial, se hará difícil leer literatura que, de una u otra manera, nohaga Psicología Social. Tal relación entre Literatura y Psicología Social es tan obvia, necesaria y natural que no tendría mucho sentido pararse mucho tiempo en explicar las razones de tal relación, y habría que pasar directamente a explicitar ejemplos concretos de esa relación. Por ejemplo, a mi modo de ver, el Quijote es, en cierta medida, un libro de Psicología Social de la vida cotidiana de unaépoca, como tantos y tantos otros libros de literatura. Además, como le ocurre a cualquier aficionado a leer, mis intereses literarios son tan amplios (Cervantes, Balzac, Galdós, Proust, Unamuno, Baroja, Valle Inclán, Juan Rulfo, Valle Inclán, Jorge Amado, García Márquez, Delibes, etc.), que me sería muy difícil analizar la Psicología Social encerrada en la obra de cada uno de estos autores. Así,en el caso de Miguel Delibes, tres grandes constantes aparecen repetidamente en sus libros (la muerte, el mundo rural y provinciano, y el paisaje castellano), y con ellas construye el escritor vallisoletano todo un mundo de relaciones interpersonales, siempre con el paisaje no como un mero y mudo testigo, sino como el auténtico forjador de una forma de ser, de comportarse y de relacionarse losprotagonistas de tales libros. No resultaría fácil analizar aquí todo ello y repetirlo con cada uno de los autores que me interesan.
Por otra parte, aunque existían ya antecedentes sobre la fértil relación entre Psicología Social y
Literatura, provenientes sobre todo de la Sociología de la literatura o la Sociología de la novela, es sobre todo a partir de los años 80 cuando la aproximación entrePsicología Social y Literatura se hace ya imprescindible y necesaria, como consecuencia, por un lado, de la disolución por parte del pensamiento postmoderno de las fronteras entre discursos científicos y discursos no científicos, y, por otro lado, de la gran importancia que la Nueva Psicología Social concede al análisis del discurso, al estudio del discurso narrativo y a la Psicología SocialRetórica (véase Ovejero, 1999a). Más en concreto, si la Nueva Psicología Social, a partir de Ludwig Wittgenstein e incluso del propio Michel Foucault, concede una importancia central al lenguaje, ¿cómo no acercarnos a los auténticos domadores, y hasta creadores, de las palabras y auténticos expertos en el lenguaje y en las narración de historias que son los literatos? Lo que pretendo aquí es sobre todomostrar las múltiples afinidades entre la Psicología Social y la Literatura y, a la vez, hacer explícitas las muchas ventajas que tendría un análisis psicosociológico de la Literatura para el enriquecimiento del cuerpo de conocimientos de la Psicología Social. Además, si los antecedentes que en este terreno provienen de la Sociología de la Literatura y de la Novela, suelen participar de unaconcepción marxista, la contribución de una Psicología Social de la Literatura podría enriquecer los conocimientos existentes, pues añadiría una nueva perspectiva bien diferente de la marxista, la de la Nueva Psicología Social, esencialmente transdisciplinar, socioconstruccionista e interesada por el análisis del discurso mismo.
Por último, no olvidemos que si bien es cierto que la Literatura –o partede ellarefleja
la vida social y las relaciones interpersonales ya no sólo de sus protagonistas sino incluso de las personas de la época que retrata, también es cierto, a veces, lo contrario: que la vida social e interpersonal de los escritores dan forma a sus obras. Así, sin la tormentosa relación que tuvo James Joyce con Nora, el Ulysses hubiera sido bien distinto de como es o incluso no...
tracking img