Relacion simetría rito y mito

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1012 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 14 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
XIII. RELACIONES DE SIMERÍA ENTRE RITOS Y MITOS DE PUEBLOS VECINOS.
Nadie, sin duda, ha sabido dibujar con tanta sobriedad y elegancia los contornos esenciales de un sistema de creencias y de prácticas, exponer su osamenta y hacer funcionar el mecanismo de sus articulaciones.
Manifiesta la solidaridad de la historia y de la estructura. Dos tribus de las Llanuras centrales de América del Nortese prestan muy bien a este intento. Los progresos recientes de la arqueología han proporcisonado abundantes informaciones acerca de su pasado, al mismo tiempo que gracias a esto se complemento observaciones más antiguas, disponemos hoy de análisis detallados tocantes a sus mitos, sus ritos y el ciclo de sus ceremonias.
A principios de siglo XVIII, cuando los blancos llegaron al alto Missouri, lastribus establecidas en los valles que atraviesan las Llanuras, tenían una cultura común. Los Arikara de lengua caddo, los Mandan y los Hidatsa de lengua sioux.
Las tradiciones de los Mandan y de los Hidatsa hablan de estos diversos orígenes. Todo ocurre como si, en el plano de las creencias y de las prácticas, los Mandan y los Hidatsa hubiesen conseguido organizar sus diferencias en sistema, seha consagrado a preservar y a cultivar las oposiciones y a combinar fuerzas antagonistas para formar un conjunto equilibrado.
Las tribus, vivían bajo el régimen de una doble economía estacional, pues el período estival ofrecía a su vez dos aspectos; el de los trabajos agrícolas, en las honduras resguardadas al pie de los poblados; por otra, cuando el maíz había alcanzado la altura de la rodilla,la caza nómada que por un mes llevaba lejos por las llanuras de la población.
Se opone a su vez, y en totalidad, a la economía invernal. No se salía de los poblados de invierno, donde las provisiones de víveres acumuladas no bastaban para proteger del hambre a la población. La esperanza descansaba recrudecimiento del frío, que expulsarían a los bisontes de las llanuras y los harían buscar refugioen las cercanías de los poblados de invierno.
Por consiguiente, géneros de vida contrastados, que la economía estival yuxtaponía sin confundirlos, adquirían durante el invierno una unidad sintética.
Y en vista de que la caza se emparentaba con la guerra, todo ocurría en invierno como si hubiera hecho falta, el poblado se abriera de par en par a los bisontes que en el pensamiento indígenacompara a enemigos en verano, pero que el invierno transforma en aliados, había dos tipos de caza: una “exocaza” para el verano, una “endocaza” para el invierno.
Consideremos ante todo los mitos y los ritos de la caza de estío. A diferencia de sus vecinos Hidatsa y de las demás tribus de las Llanuras, los Mandan no celebran en verano la danza del sol. En lugar de eso, tenían una ceremonia compleja,dilatada durante varios días, que llamaban okipa o “imitación”. Esta ceremonia, cuyo mito fundador era, punto más o menos, igual que el de los trabajos agrícolas, desempeñaba doble función: por un lado, conmemorar sucesos místicos, por otro estimular la fecundidad de los bisontes. Ofrecía pues un carácter sincrético, y su influencia debía ejercerse durante varios meses: lo que dura el período degestación, la okipa no tenía vínculo electivo con la caza estival, sino más bien con la caza en general, tanto de invierno como de verano.
En cambio, el ritual del “Pequeño Cernícalo” (Small Hawk) servía para la guerra, para la caza. El mito superpone pues términos agrupados por pares cuya homología afirma, con todo y que residan en planos diferentes que van desde los formales. La agricultura implicala caza como la caza implica la guerra; desde el punto de vista económico, la agricultura es como la endogamia desde el punto de vista sociológico, puesto que la una y la otra se inscribe en los límites del poblado; en cambio, la caza y la exogamia miran hacia afuera.
La caza del invierno, la ceremonia del “Bastón Rojo” servía, de diciembre a marzo, para atraer los bisontes cerca de los...
tracking img