Relaciones Que Glorifican A Dios

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1469 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 7 de enero de 2013
Leer documento completo
Vista previa del texto
EMPECE A ASISTIR A UNA IGLESIA Y QUIERO DESARROLLAR RELACIONES QUE GLORIFIQUEN A DIOS
¿ME PODRIA OFRECER CONSEJOS?

50 »La sal es buena, pero si deja de ser salada, ¿cómo le pueden volver a dar sabor? Que no falte la sal entre ustedes, para que puedan vivir en paz unos con otros.

34 »Este mandamiento nuevo les doy: que se amen los unos a los otros. Así como yo los he amado, también ustedesdeben amarse los unos a los otros. 35 De este modo todos sabrán que son mis discípulos, si se aman los unos a los otros.
10 Ámense los unos a los otros con amor fraternal, respetándose y honrándose mutuamente.

8 Sobre todo, ámense los unos a los otros profundamente, porque el amor cubre multitud de pecados.

11 Éste es el mensaje que han oído desde el principio: que nos amemos los unos a losotros.

23 Y éste es su mandamiento: que creamos en el nombre de su Hijo Jesucristo, y que nos amemos los unos a los otros, pues así lo ha dispuesto.

7 Queridos hermanos, amémonos los unos a los otros, porque el amor viene de Dios, y todo el que ama ha nacido de él y lo conoce.

11 Queridos hermanos, ya que Dios nos ha amado así, también nosotros debemos amarnos los unos a los otros.12 Nadie ha visto jamás a Dios, pero si nos amamos los unos a los otros, Dios permanece entre nosotros, y entre[d] nosotros su amor se ha manifestado plenamente.

19 Por lo tanto, esforcémonos por promover todo lo que conduzca a la paz y a la mutua edificación.

16 Vivan en armonía los unos con los otros. No sean arrogantes, sino háganse solidarios con los humildes.[c] No se crean los únicos quesaben.


10 Ámense los unos a los otros con amor fraternal, respetándose y honrándose mutuamente.

16 Salúdense unos a otros con un beso santo.
Todas las iglesias de Cristo les mandan saludos.
3 No hagan nada por egoísmo o vanidad; más bien, con humildad consideren a los demás como superiores a ustedes mismos.

13 Les hablo así, hermanos, porque ustedes han sido llamados a ser libres; perono se valgan de esa libertad para dar rienda suelta a sus *pasiones. Más bien sírvanse unos a otros con amor.

7 Por tanto, acéptense mutuamente, así como Cristo los aceptó a ustedes para gloria de Dios.

15 Alégrense con los que están alegres; lloren con los que lloran.

14 Por mi parte, hermanos míos, estoy seguro de que ustedes mismos rebosan de bondad, abundan en conocimiento y estáncapacitados para instruirse unos a otros.

25 a fin de que no haya división en el cuerpo, sino que sus miembros se preocupen por igual unos por otros.

Los fuertes en la fe debemos apoyar a los débiles, en vez de hacer lo que nos agrada. 2 Cada uno debe agradar al prójimo para su bien, con el fin de edificarlo. 3 Porque ni siquiera Cristo se agradó a sí mismo sino que, como está escrito: «Sobre míhan recaído los insultos de tus detractores.»[a] 4 De hecho, todo lo que se escribió en el pasado se escribió para enseñarnos, a fin de que, alentados por las Escrituras, perseveremos en mantener nuestra esperanza.5 Que el Dios que infunde aliento y perseverancia les conceda vivir juntos en armonía, conforme al ejemplo de Cristo Jesús,
31 Abandonen toda amargura, ira y enojo, gritos y calumnias,y toda forma de malicia. 32 Más bien, sean bondadosos y compasivos unos con otros, y perdónense mutuamente, así como Dios los perdonó a ustedes en Cristo.
21 Sométanse unos a otros, por reverencia a Cristo. 22 Esposas, sométanse a sus propios esposos como al Señor. 23 Porque el esposo es cabeza de su esposa, así como Cristo es cabeza y salvador de la iglesia, la cual es su cuerpo. 24 Así como laiglesia se somete a Cristo, también las esposas deben someterse a sus esposos en todo.
17 Luego los que estemos vivos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados junto con ellos en las nubes para encontrarnos con el Señor en el aire. Y así estaremos con el Señor para siempre. 18 Por lo tanto, anímense unos a otros con estas palabras.
9 pues Dios no nos destinó a sufrir el castigo sino a...
tracking img