Relampagos de agosto

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1327 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 27 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
LOS RELAMPAGOS DE AGOSTO

Los relámpagos de agosto es una novela escrita por Jorge Ibargüengoitia, en la cual nos narra una parte de la vida de Guadalupe “Lupe” Arroyo, en la que vemos como es vista en una forma satírica la vida política revolucionaria de la época, que aunque sea un poco crudo y penoso decirlo no creo que se aleje mucho de la realidad de ese entonces y de ahora con susrespectivas diferencias de acuerdo con los cambios en los tiempos.
Guadalupe Arroyo era un General Brigadier en su natal Vieyra, Vieyra, después de haber estado en varias batallas revolucionarias, se encontraba en esas situaciones cuando recibió una carta de Marcos Gonzales, que había sido compañero de varias batallas con el General Arroyo y ahora era el nuevo presidente electo y que entraría enfunciones en unos meses, la carta era para pedirle a Arroyo que lo acompañara en esta nueva aventura y se encargara de su Secretaría Particular.
Después de haber celebrado la noticia, se alisto y tomo el tren hacia la Ciudad de México en donde se encontraría con su antiguo compañero para poner todo en orden. En el tren se encontró con otro viejo conocido de batallas, Macedonio Gálvez, que no seencontraba en la mejor situación en esos momentos, había sido corrido del país, Arroyo le invito una comida y unas copas, platicaron hasta que “Mace”, como le decía Arroyo se excuso por un momento pero nunca volvió, cuando Lupe volvió a su cuarto se dio cuenta que su pistola que llevaba ya no estaba, Macedonio se la había robado y se había bajado en la estación anterior, cuando llegaron a la siguienteestación tenían un mensaje para Lupe, era uno que no le iba a caer nada bien, Marcos Gonzales, el presidente electo, el que lo iba nombrar Secretario Particular había muerto. Ahora en vez de ir a arreglar asuntos a la capital iría a asistir a un funeral.
En el funeral se encontró con varios compañeros revolucionarios más entre los que se encontraban “El gordo” Artajo, Germán Trenza, Juan Valdivia,Corona entre otros. Muchos de ellos estaban preocupados pues estaban en la misma situación que Lupe, les habían prometido un puesto, así que se juntaron para planear que era lo que iban a hacer pues según ellos no podían dejar que se les escapara este tipo de oportunidades.
Arroyo se encontró con la viuda de Gonzales con quien tuvo una plática que definiría su futuro, esta le dijo que debido alcariño que le tenía el difunto, le había dejado su reloj, esto conmovió a Arroyo hasta que le conto la segunda parte, el reloj había sido robado por uno de los que habían asistido al funeral, Eulalio Pérez H., lo cual hizo enojar muchísimo a Arroyo. Después del funeral en el cementerio se la cobro, se encontró con Pérez H. y lo aventó a una fosa recién cavada, lo que no sabía es que esto le ibacostar mucho, lo planeado con sus compañeros no resulto, y el nuevo presidente interino de la república iba ser Eulalio Pérez H. Ya estaba marcada la suerte de Guadalupe Arroyo. Y para colmo después recibió una carta de la viuda de Gonzales disculpándose por la confusión ya que ya había encontrado el reloj. Arroyo intento renunciar antes de que lo corrieran para así evitarse una pena, sus compañerosintentaron persuadirlo, su renuncia no fue aceptada de todos modos. Lupe y sus compañeros se dedicaron a planear como se apoderarían de la presidencia en las nuevas elecciones a realizarse, Juan Valdivia se iba a lanzar como candidato, este sería apoyado por todos los revolucionarios, para esto se habían formado dos partidos los cuales apoyarían. Días después Vidal Sánchez, ministro de Guerra yMarina, les propuso formar un partido único entre ellos y varios más partidos, ellos a cambio de esto pidieron varios puestos, peticiones las cuales para su sorpresa fueron aceptadas.
Para terminar con su campaña Valdivia celebro con una comida en su mansión, a la cual habían asistido todos los compañeros revolucionarios, en ella les habían tendido una trampa, el presidente Pérez H. no había...
tracking img