Relato

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1759 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 8 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Relato:
“Verano Inolvidable”
Agosto del 2009
Cuarenta horas sin dormir, me pongo a reflexionar y me encuentro tumbado en un camarote, en una litera, exactamente la de arriba, deduzco que es un barco. Se escucha, como pequeñas olas rompiendo en la popa del barco, agitándolo suavemente. Miro alrededor del camarote, y existe un desdoren considerado. De pronto bajo la vista, y ahí está Pepe, miamigo de la infancia y compañero de fiestas.
Al salir del camarote para situarme donde estábamos, me doy cuenta que estamos en el numero de camarote 212, y me dirijo de nuevo a entrar dentro, me quedo mirando fijamente a Pepe, y de golpe me vienen “Flashbacks” de las últimas horas, no me acordaba de casi nada. Lo único que recordaba era que habíamos estado en Ibiza. Supuse que habíamos pasadodos días de fiesta un poco loca. Estábamos aún vestidos de fiesta, nos hacía falta un gran descanso, y una buena ducha.
El Barco se dirigía hacia Mallorca, íbamos hacia buena dirección ya que la abuela del Pepe nos había invitado a pasar unos días de vacaciones en su casa de playa. Que mas queríamos, casa donde dormir, donde comer, y dinero.

Llegaron a las 17h 15min, al menos eso nos indicoel capitán a través de los altavoces colocados por todo el barco. Estábamos a punto de llegar a Mallorca, donde celebraríamos nuestro tercer día libres, después de que tanto el uno como el otro estuvimos trabajando en el Restaurant del Pepe, exactamente en la “Borda d’en Jaume”, trabajando muy duramente durante el mes de Julio, para ganarnos nuestro primer sueldo, y pasar un verano diferente, yoen mi bolsillo disponía de 1264,35€. Con el propósito de guardar por lo menos 800 euros, destinados a mi próximo viaje “Ámsterdam”. Y dispuesto a disfrutar de la mejor de mis vacaciones. Al pensar esto mire a Pepe y le dije :
-Oye, sabes que estas serán nuestras mejores vacaciones verdad?
-Creo que nos lo merecemos compañero! – dándome un abrazo nos dispusimos a relajarnos en Mallorca.
Al llegara la isla, nos fuimos hacia la casa de Pepe. Era un dúplex no muy grande, pero perfecto para vivir unas cuatro personas, pero en el que solo estaríamos su abuela, el y yo. La casa estaba situada al lado de la playa, donde justo en frente, había un hotel, y situada a 150 metros de unas Calas. Pepe me miró, y sonrío, eso me dio a entender que nos lo pasaríamos bien en ese lugar. Llevábamos tantotiempo juntos que nos entendíamos con tan sólo una mirada. Cuantas juergas habremos compartido, cuantas noches, fiestas, y lo que no son fiestas también.
Primera noche en la isla. Después de estar toda la tarde descansando, en que dormimos una siesta considerable, y noslevantamos para cenar, al acabar de cena, se nos paso por la cabeza que aun teníamos suficiente fuerza, para irnos de fiesta. Nos preparamos, cogemos dinero y nos fuimos al primer gran local, que me incito Pepe que tendría que ir a verlo.
-Sabes donde quiero ir? –dijo Pepe.
-¿Dónde?
-Vamos al local que nos habló María! Tiene que estar bien…
-Adelante Pepe, vamos donde tú quieras.
Depositétoda mi confianza en él, y llegamos a Tito’s, una gran discoteca famosa de Mallorca, con buena música. Mi visión de las fiestas cambio radical mente en cuestión de minutos, los locales de Andorra con diferencia mas pequeños y sin tanto ambiente. Tan solo en la entrada había más gente que en las mejores discotecas de mi país.
Nos desplazamos a una de la barras, nos viene el camarero con mala cara.-Que es lo que queréis?
Nos miramos y decimos a la vez un Cacique Cola, nos cobro 20 euros por dos cubatas, entonces ya me di cuenta que aquí el dinero me iba a durar poco.
La frase de “dos Caciques Cola” se fue repitiendo durante varias veces a lo largo de la noche, en que pasaron a ser signos más tarde, como diciendo “ponme otra”.
Uno de los de la barra se hartó de las bromas absurdas de...
tracking img