Religion y politica

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 26 (6261 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 3 de julio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA RELIGIÓN Y LA POLÍTICA, UNA RELACIÓN BLINDADA
Por María de Jesús González Pérez/Enkidu
En ocasiones podríamos pensar que la religión y la política son asuntos diametralmente opuestos, dado que el imaginario colectivo asume que a una le concierne la espiritualidad y el alma del ser humano de manera integral y la otra, es proclive a las cuestiones netamente terrenales, siendo que estaidea se ajusta al quehacer de nuestros representantes políticos, la ambición material y el desinterés de su profesión por un servicio social. Sin embargo, esto no es así, ambas coinciden en un punto, la estructura de la institución tanto eclesiástica como política depende del funcionamiento de una burocracia que implica jerarquías, así como también al interior de cada una, hay corrientes ideológicasque están en pugna por alcanzar ya sea el poder divino o el poder material, respectivamente. En estas últimas fechas la realidad ha demostrado que la religión católica y la política que se práctica en nuestro país guarda una relación casi perversa, desdibujándose así la línea entre lo espiritual y lo terrenal.
[pic]
ADNKRONOS.
"Ritratto di Cesare Borgia il Valentino e Niccolo' Macchiavelli inconversazione davanti al cardinale Pedro Loys Borgia e al segretario don Micheletto Corella" di Maestro del Cinquecento.
 
Con la muerte del Papa Juan Pablo II se difundió innumerable información acerca de sus 26 años de pontificado, acaparando totalmente los medios de comunicación electrónicos, en los cuales los apologistas de Karol Wojtyla lo convierte en un hombre que cambio el rumbo dela historia política-social del mundo a partir de su investidura clerical y como Jefe de Estado, al respecto consideramos que fue un hombre que formó parte de ese devenir histórico, pero no fue el pilar fundamental para la reestructuración de Europa, del final de la guerra fría y la transformación política de América Latina; de hecho pensamos que el pontificado de Juan Pablo II fue en muchosaspectos contradictorio, asumió un papel de restaurador de la humanidad oponiéndose a la liberación sexual y al hedonismo de occidente, trabajó arduamente en contra de los teólogos rebeldes y dio cobijo a movimientos más tradicionalistas y místicos como el Opus Dei. Mientras fincaba relaciones diplomáticas con otros jefes de Estado de Europa y Estados Unidos, llevó una ofensiva contra la Teología dela Liberación que se basa en algunos principios marxistas, ésta estaba muy extendida en Latinoamérica que, abogaba por el sufrimiento de los pobres y simpatizaba con los movimientos guerrilleros y sociales que se generaron a mediados de los años sesenta.
Johan Hari subraya otros acontecimientos históricos que afirman que el proceder religioso del Papa que abrió el diálogo con otras religiones ypidió perdón por los errores cometidos de la iglesia católica, partía de una ideología ultraconservadora: el primero de ellos fue su acercamiento a América del Sur, donde mostró su indulgencia hacia el fascismo. Afirmó que el dictador chileno, el general Augusto Pinochet y su esposa eran “una ejemplar pareja cristiana” pese a saber que ellos habían montado un golpe de Estado y asesinado a decenas demiles de socialistas y demócratas; el segundo, fue hacer un trato con la administración de Ronald Reagan, cuando prometió apoyar tácitamente su intento de derrocar al gobierno sandinista democráticamente electo y tercero, la respuesta del Papa a la gran amenaza de nuestros tiempos, el sida en África, no se limitó sólo a predicar la abstinencia sino que ordenó a su iglesia a promover la mentira deque los condones son inútiles.[1][1]
En su artículo Hari proporciona elementos para comprender que la crisis que experimenta la iglesia católica no se debe exclusivamente a los acontecimientos políticos, sociales, económicos y culturales del presente como lo ha proferido el clero; señalando con dedo flamígero a la tecnología, la modernidad, la globalización y el neoliberalismo como...
tracking img