Repartido filosofia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2359 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 25 de mayo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
FILOSOFÍA 4º, QUINTO REPARTIDO DOCENTE: ROSSO CARLA

TEMA: LA REFLEXIÓN ACERCA DEL HOMBRE EN INMANUEL KANT

La siguiente es una selección del texto de Kant “Respuesta a la pregunta: ¿qué es la ilustración?”, de 1784:

Respuesta a la pregunta: ¿qué es la ilustración?

Ilustración es la salida del hombre de su autoculpable minoridad. Minoridad es la incapacidad de servirse de su propioentendimiento sin la guía de otro. Autoculpable es esta minoridad cuando la causa de la misma no reside en una carencia de entendimiento sino de decisión y de coraje. Para servirse de él sin la guía de algún otro. ¡Sapere aude! ¡Ten el coraje para servirte de tu propio entendimiento! es pues el lema de la Ilustración.

La pereza y la cobardía son las causas por las cuales una parte tan grandede los hombres, a pesar de que la naturaleza hace rato que los ha librado de la guía de terceros, prefiere, sin embargo, permanecer en la minoridad durante toda su vida; y ello explica también porqué es tan fácil para otros transformarse en sus tutores. ¡Es tan cómodo ser menor de edad! Si poseo un libro que asume mi entendimiento, u padre espiritual que se hace cargo de mi consciencia, un médicoque me recomienda mi dieta, etc., no necesito entonces preocuparme yo mismo. No necesito pensar si tan sólo me basta pagar; otros se harán cargo en mi nombre de este fastidioso trabajo. Los tutores, que bondadosamente se han hecho cargo de la vigilancia suprema, se encargan de que la mayor parte de las personas (entre ellos todo el bello sexo) considere como difícil y, a la vez, peligroso el paso ala mayoridad. Después de haber idiotizado a sus animales domésticos y haber impedido cuidadosamente, encerrándolas, que estas tranquilas criaturas se atrevan a dar un paso prescindiendo de sus andadores, les han mostrado el peligro que las amenaza si intentan andar por sí solas. Sin embargo, el peligro no es tan grande pues, aun cuando se cayeran algunas veces, aprenderían finalmente a caminar;sólo basta un ejemplo de este tipo para volverlos pusilánimes y, por lo general, despertar en ellos el temor ante todo nuevo intento.

Es pues difícil para el individuo particular liberarse de una minoridad que se ha convertido para él en algo casi natural. Le ha cobrado hasta afecto y es incapaz por sí mismo de servirse de su propio entendimiento porque nunca se le deja que lo intente.Prescripciones y fórmulas, estas herramientas para un uso racional o, mejor dicho, para el abuso de sus dones naturales, son los grillos de una permanente minoridad. Quien lograra liberarse de ellos daría un salto inseguro hasta sobre la más pequeña fosa, ya que no está acostumbrado a este tipo de movimiento libre. Por esta razón, son pocos los que logran, mediante la propia elaboración de su espíritu,desprenderse de la minoridad y dar pasos seguros.

Pero es más posible que un público se esclarezca a sí mismo; más aún, es casi inevitable si tan sólo se le deja libertad para ello. Pues entonces habrán de encontrarse algunos que piensen por sí mismos, aún entre los entronizados tutores de la masa, quienes, después de haberse liberado ellos mismos del yugo de la minoridad, difundirán el espíritu deuna evaluación racional del propio valor y de la vocación de toda persona para pensar por sí misma. Lo peculiar aquí es que el público que antes había sido colocado bajo este yugo por aquéllos (tutores), se autoobliga después a permanecer bajo él, cuando así lo incitan algunos de sus tutores, incapaces ellos mismos de toda ilustración; es por ello muy peligroso implantar prejuicios ya que ellos,al final, se vengan de quienes directamente o a través de sus antecesores los crearon. Por esta razón, el público puede llegar sólo muy lentamente a la ilustración mediante una revolución, puede quizás lograrse un derrocamiento del despotismo personal y de la opresión ansiosa de ganancias y de dominación, pero nunca una reforma del modo de pensar; nuevos prejuicios habrán de servir, al igual...
tracking img