Reportaje de milagros de jose gregorio hernandez

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 15 (3627 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 12 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
aje

¿Aceptas los milagros de José Gregorio Hernández?

Los que creen

Doña Bárbara Rojas, tiene 65 años y vive en el Espinal Tolima. Asegura ser devota del médico José Gregorio Hernández, quien fue venerado por el Papa Juan Pablo II en 1986. Tiene problemas en el corazón, pero los médicos no la operan porque también es diabética. Su fe es tan grande que asegura que próximamente JoséGregorio la operará a través de una cirugía espiritual.

Afirma que su difunta hermana Laura, fallecida cinco años atrás, fue operada con gran éxito de un cáncer uterino. Pero lo más sorprendente es que la sanación se debió a una cirugía psíquica. Ésta consistió en una presencia invisible del hermano José Gregorio, quien practicó la operación, donde extrajo trozos de tejidos sangrantes, dos litrosde fétidos orines y gasas ensangrentadas que serían evidencia física del milagro realizado por el médico. Además del milagro, fue su hermana Laura (q.e.d) quien al día siguiente comentó del fuertísimo dolor que sentía en la parte inferior del abdomen y sin ninguna marca o rastro de cicatriz.

Doña Bárbara en estos momentos se hospeda en casa de un hermano que vive en el barrio ¨Los ciruelos¨. Laconocí en una sesión espiritual que se celebró en la casa de la señora Orfilia, médium del ¨Centro espiritual San Cipriano¨ de la localidad.

Eso fue el domingo, cinco de septiembre de este año, cuando por curiosidad decidí ir al centro espiritual por previa invitación de la médium. Llegué a la hora programada, las tres de la tarde. Mi visita no fue por cuestiones de salud si no por problemassentimentales. Llegué, cuando mi reloj marcaba las tres y cinco; empuñé la mano derecha y golpeé la puerta de la casa de color blanca y de estilo bahareque, ya que por fuera daba la semblanza que no había nadie. Abrieron la puerta de madera vieja y de color café, apenas se sintió el ruido de las bisagras viejas y oxidadas y en el fondo vi una multitud de personas, la mayoría ancianos que daban lasemblanza de estar enfermos y que permanecían sentados en varias bancas de madera que iban de esquina a esquina de la casa.

Me saludó Doña Orfilia, la cual cubría su vestido rosado con una bata blanca como si fuera médica. Me hizo pasar y cerró la puerta. En la esquina de la sala tenía un altar, una mesa estilo vaniplas blanca cubierta con un mantel, con la estatua mediana de nuestro señorJesucristo clavado en la cruz y con numerosos cuadros pequeños donde mostraban varios santos, como San Gregorio Hernández, San Cipriano, Santa Martha, San Antonio, etc. El santuario era iluminado con un velón amarillo de un metro de altura.

Se decide empezar la sesión orando, al principio con un rosario a la Virgen María, transcurre media hora y después se apagan las luces del recinto, soloalumbrado con la luz del velón. Doña Orfilia se sienta en una silla y comienza a convulsionar como si estuviera enferma. Sus ojos volteados y temblando comienza a hablar, pero se le nota el cambio de su voz, pasando a ser la voz de un hombre, que se identifica como José Gregorio Hernández que ha venido del mas allá para ayudar a los enfermos. Se empiezan a parar las personas que venían por cuestiones desalud, eran 5 señoras y 2 señores, la mayoría de edad.

De las señoras, dos de ellas tenían problemas con el reumatismo, ya que habían sido desahuciadas por los médicos, una con problema de la visión, otra con problemas del corazón que era la Señora Bárbara Rojas y la última con un problema en el pecho que según los hermanos de luz le habían diagnosticado que tenía una brujería con un sapometido dentro de su pecho que debían sacar no esta sesión, pero si en una futura.

De los señores, uno con problema de neumonía y el otro con problema de una infección urinaria.

Lo único que hacia la médium era remojar en agua bendita un puñado de hierbas y flotarlas sobre los enfermos. Entre las hierbas había una que se conoce como ruda y que me estaba mareando con su penetrante olor y por lo...
tracking img