Reporte de lectura teeteto

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1231 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 31 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Nombre: Miguel Angel Dionicio Romualdo. Título: Diálogos; Teeteto. Grupo: 1103
El reporte de lectura que tenemos a continuación tiene como tema principal, el descubrir a grandes rasgos qué fue el saber para Sócrates y para Teeteto.
Comenzaremos por decir que en un principio Sócrates es una persona a la cual no le interesa el descubrir jóvenes promesas más allá de sus fronteras sino a los quetiene a su alrededor, por lo cual le pide a Teodoro que busque a alguien conocido por él, que posea cualidades aptas para dialogar con él. Teodoro con gran rapidez le dice a Sócrates que si conoce a alguien y que ese alguien, es Teeteto.
Ya en el comienzo del diálogo; Sócrates inicia comentándole a Teeteto que la gran inquietud que éste tiene, es el descubrir la naturaleza del saber. Sócrates lepide a Teeteto que entre los dos resuelvan esta incógnita.
Como primer respuesta obtenida de Teeteto tenemos que el saber son todas aquellas cosas que son enseñadas, tales como la geometría, la cual le enseña Teodoro. También dice que el saber son todos aquellos oficios que se pueden aprender. Sin embargo, esta es una respuesta un tanto vaga y extensa, además de que no responde alcuestionamiento en sí, pues Sócrates lo que quiere conocer; es qué es el saber pero Teeteto le responde diciéndole qué cosas tratan del saber y cuántas hay.
Después Teeteto vuelve a responder el cuestionamiento hecho por Sócrates y le dice que el saber no es más que una percepción; conclusión a la que había llegado con anterioridad Protágoras (el hombre es medida de todas las cosas). Sócrates tiene una ideaparecida: las cosas son para mí tal como a mí me parece que son y son para ti, tal y como a ti te parece que son. Se puede ver que en un inicio a Teeteto le cuesta llevar el ritmo de Sócrates en el diálogo, pero conforme pasa el transcurso del diálogo Teeteto comienza a deshacerse de los dolores de parto que le había comentado Sócrates con anterioridad haciendo alusión a que él era un partero deideas, de pensamientos, de almas; en concreto de hombres.
Transcurrido un segmento de diálogo, Sócrates le dice a Teeteto que todo está en movimiento y por tal circunstancia nada puede ser lo mismo por siempre. Esto es algo qué puede considerarse con más ahínco en nuestros tiempos. Todo es relativo. Lo que fue un día al otro ya no es. Esto quiero decir, en cuanto a las cosas materiales; lo comparocon las cosas materiales; con las cosas que la tecnología cambia.
Volviendo al tema; Sócrates le dice a Teeteto que mediante el aprendizaje y la práctica (ambos movimientos), es como el alma adquiere conocimiento. Se establece entonces que el movimiento es algo bueno para el cuerpo, y el alma y que por el contrario el estar estático, pasivo, en quietud; lo corrompe.
Con el desarrollo deldiálogo podemos ver que Sócrates cuestiona la teoría de Protágoras ya que puede desatar un verdadero caos al no discernir qué es un saber verdadero o un saber falso; tal y como vimos en clases pasadas. Ya que lo que para uno puede ser lo correcto y verdadero, para otro no lo será y no habrá un estado de saber total, sino discrepancias y al final no habrá un equilibrio; que quizá sea lo que todosbuscamos en realidad.
Un fragmento del diálogo que me parece interesante es cuando Protágoras le pide a Sócrates que no se mezcle la contienda verbal con la discusión dialéctica, ya que es mejor aclarar la situación para entender qué ideas son falsas y corregirlas envés de tener siempre una disputa. Es decir, no dejarse llevar por el calor de la disputa y no permitir que entre la subjetividad de lasemociones; sino dejar entrar a la objetividad y analizar las cosas para llegar a un punto que no sea partidario de algún lado.
Entre los hombres siempre hay personas sabias en cada rama del saber por lo cual la misma sabiduría e ignorancia se encuentra entre ellos.
Hay un fragmento del diálogo donde se puede ver claramente los tintes machistas de la época cuando Sócrates condiciona el estado de...
tracking img