Republica centralista

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 19 (4749 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 17 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Republica centralista y la invasión norteamericana
La Primera Presidencia de Santa Anna
Antonio López de Santa Anna constituye uno de los enigmas de la historia mexicana que todavía nadie puede resolver. Odiado por todos los partidos, cumplió una función importante en la historia de México de aquella época: cargar con la culpa de todos los errores cometidos hasta entonces por un país que estabaen proceso de fundamentar un estado, que no poseía capital y que era presa deseada de tres potencias comerciales que se disputaban su predominio.
Buen soldado, mal general, ambicioso político sin ideario, casi sin educación, alegre y expansivo, ardiente patriota siempre dispuesto a defender a su patria, Santa Anna gustaba del poder más por los honores que por la autoridad, y tenía la malacostumbre de abandonar la presidencia y retirarse a su hacienda de Manga de Clavo en cuanto terminaban los festejos. Muchas veces irresponsable e inconsciente, su gran intuición le tornaban sagaz político en algunas ocasiones y el importante papel que desempeñó a partir de 1823, en que se pronunció por la República, hasta 1855, en que fue expulsado por la Revolución de Ayutla, se debió sé popularidad, asu "carisma", a esa facultad excepcional de mover al pueblo, de formar ejércitos sin dinero y de hacerlo luchar en la peores condiciones Se hallaban en el poder todo un grupo de apasionados reformistas que formaban lo que ellos mismos llamaron el Partido de progreso. Entre ellos estaban grandes hombres, como Gómez Farías, Francisco García y José María Luis Mora. La primera tarea que se fijó elcongreso fue le proceso de los ex ministros de Bustamante. Enseguida, a partir del 24 de abril, se sumergió febrilmente en el desarrollo de una doble reforma eclesiástica y militar. Todo ello tuvo lugar mientras ocupaba la presidencia Santa Anna la capital por su hacienda de Manga de Clavo. El vicepresidente y el Congreso se disponían a poner en vías de realización sus propósitos reformistas cuandoestalló la rebelión el 26 de mayo. El mismo Santa Anna salió a combatir a los rebeldes, siendo apresado para declararse Supremo Dictador. Santa Anna logró huir y, de vuelta en México, volvió a asumir la presidencia en junio. Vencida la primera oposición, se inició la reforma. La religión afectaba a cuatro puntos: El Patronato, las órdenes religiosas, la instrucción y los bienes eclesiásticos. Lareforma militar tendían a debilitar al ejército y a formar milicias cívicas. El congreso comenzó por ejercer el Patronato Nacional y mandó proveer los curatos vacantes. El episcopado mexicano protestó y Gómez Farías contestó declarando que los obispos que no se sometieran al decreto serían expulsados. La oposición aumentó al incautar el gobierno el Fondo Piadoso de las Californias y Filipinas einiciar la discusión de los planes de desamortización general, presentados por Lorenzo Zavala y por el doctor Mora. Se suprimió la coacción civil para el cumplimiento de sus votos de las órdenes religiosas y también la coacción civil para el cobro del diezmo. El plan de la reforma de la instrucción estaba muy mediato y coincidía en muchos extremos con al ideas de Alamán a este respecto. La folleteríaavivó de nuevo la hoguera, se produjeron pronunciamientos antirreformistas y por todos lados había levantamientos populares al grito de "Religión y Fueros". La resistencia popular a las reformas era comprensible en un país tan católico, pero la casualidad vino reforzada. En el transcurso del año se observaron una serie de fenómenos naturales que fueron interpretados como "señales" por losaterrados mexicanos que las presenciaban. A loe mexicanos de humilde condición no les cupo duda de que todo aquello era una aviso del cielo para que no se atentara contra sus instituciones sagradas. Los más diversos intereses empezaron a unirse contra el gobierno, y los ojos empezaron a mirar hacia Manga de Clavo, donde el presidente Santa Anna recibía centenares de cartas pidiéndole que volviera para...
tracking img