Rerum novarum resumen

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas: 9 (2035 palabras)
  • Descarga(s): 7
  • Publicado: 2 de agosto de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
Carta encíclica
Rerum Novarum
Del sumo Pontífice
León XII
Sobre la situación de los obreros

Despertado el prurito revolucionario, los adelantos de la industria y de las artes, que caminan por nuevos derroteros; el cambio de operado en las relaciones mutuas entre patrones y obreros; la acumulación de las riquezas en manos de unos pocos y la pobreza de la inmensa mayoría; la mayor confianzade los obreros en si mismo y la más estrecha cohesión entre ellos, justamente con la relación de la moral han determinado el planteamiento de la contienda. Cual y cuan grande sea la importancia, hasta el punto que parece no haber otro tema.
La causa de la iglesia y por la salvación común, creemos oportuno, hacer sobre la situación de los obreros, dirigiendo cartas sobre el poder político, sobrela libertad humana, la cristiana constitución de los Estados y otras. Este tema ha sido tratado por nos incidentalmente ya mas de una vez; a fin de que resplandezcan los principios con que poder dirimir la contienda conforme lo piden la verdad y determinar los derechos y deberes dentro de los cuales hayan de mantenerse los ricos y los proletariados, los que aportan el capital y los que ponen eltrabajo.
Es urgente proveer de la manera oportuna al bien de las gentes de condición humilde, es mayoría la que se debate indecorosamente en una situación miserable y calamitosa, ya que disueltos en el pasado siglo los antiguos gremios de artesanos, sin ningún apoyo que viniera a llenar su vacío desentendiéndose las instituciones públicas y las leyes de la religión de nuestros antepasados, el tiempofue insensiblemente entregando a los obreros, aislados e indefensos, a la inhumanidad de los empresarios y a la desenfrenada codicia de los competidores. Hizo aumentar el mal, es practicada, por hombres codiciosos y avaros bajo una apariencia distinta. Hasta el punto que un número sumamente reducido de opulentos y adinerados ha impuesto poco menos que el yugo de la esclavitud a una muchedumbreinfinita de proletariados.
Para solucionar este mal, los socialistas atizando el odio de los indigentes contra los ricos, tratan de acabar con la propiedad privada de los bienes, estimando mejor, que en su lugar, todos los bienes sean comunes y administrados por las personas que rigen el municipio o gobierno de la nación, se podría curar el mal presente. Pero esta medida es tan inadecuada pararesolver la contienda, que incluso llega a perjudicar a las propias clases obreras.
Si, por consiguiente, presta sus fuerzas o habilidad al otro, lo hará para conseguir lo necesario para la comida y el vestido; y por ello, merced al trabajo importado, adquiere un verdadero y perfecto derecho no solo a exigir el salario, si no también para emplearlo a su gusto.
Lo que se acusa y sobresale ennosotros, lo que da al hombre el que lo sea y se distinga de las bestias, es la razón o inteligencia. Y por ésta causa de que es el único animal dotado de razón, es de necesidad conceder al hombre no solo el uso de los bienes, cosa común a todos los animales, si no también el poseerlos con derecho estable y permanente, y tanto los bienes que se consumen con el uso cuanto los que, pese al uso que se hacede ellos, perduran.

La iglesia y el problema social
Se trata de una cuestión en la que no es aceptable ninguna solución si no se recurre a la religión y a la iglesia.
Nos referimos a los gobernantes, a los ricos, a los obreros; y afirmamos que serán inútiles todos los esfuerzos futuros, si se prescinde de la iglesia. La iglesia es la que saca del Evangelio las doctrinas, gracias a las cuales,se resolverá el conflicto, o al lograrse que, se haga más suave: -la iglesia- procura con sus enseñanzas iluminar las inteligencias, regir la vida y costumbres de cada uno; ella mejora la condición de las clases proletarias; ella quiere y solicita que los pensamientos y actividad de todas las clases sociales se unan para mejorar la condición de los obreros.

“Concordia”, no lucha
Como primer...
tracking img