Reseña de "la endiablada"

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (829 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 14 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Literatura hispanoamericana. Siglos XVI al XVIII

Acerca de "La endiablada" de Juan de Mogrovejo y de la Cerda. (Reseña por Natasha Olivos)

El texto comienza con una breve descripción delespacio y el tiempo en el que se encuentra el narrador-testigo del relato. Se trata de una noche de diciembre en Lima, en la calle del Trato y siendo –no por casualidad- la una de la madrugada. Alllegar a dicha calle, este sujeto escucha voces, pero no ve ningún cuerpo. Aunque por los tonos, los ecos y la hora comienza a sentir miedo.
No obstante pone más atención. Se da cuenta que es entre dos,situados uno en la calle de los mercaderes y el otro en los portales de provincia. También reconoce que sus nombres no son de ningún santo y de nuevo el miedo se acrecienta.
A pesar de todo el temorque le provocan, está dispuesto a escuchar la conversación. Claro, se prepara para ello: encomendándose a santos, persignándose, tomando una reliquia entre las manos, en fin. Y graciosamente como élmismo nos lo hace saber nada rezando y todo oyendo, escucha las primeras palabras.
Confirma entonces que se trata de dos diablos. Uno llamado Asmodeo, diablo español que acaba de llegar a Perú y, elotro, Amonio que es peruano. Escuchar el diálogo se le facilita por lo fuerte que hablan los diablos, y esto es porque no quieren pasar frente a la cruz que los separa.
Asmodeo comienza la narracióndel viaje que hace de España a las Indias por órdenes del superior, (insatisfecho con el gran número de almas obtenidas). Le cuenta también su labor de diablo desempeñada en Madrid, donde estaba acargo de cuatro tribunales en los que trataba con envidiosos, maldicientes, lisonjeros, abogados, homicidas, etc.
Continúa con su viaje en el barco. Instalándose progresivamente en cada rancho: con losministros de justicia, soldados, marineros, cargadores... dándose cuenta que todas las almas del barco le pertenecían, exceptuando a dos sacerdotes.
Llega a Cartagena, lugar al que denomina sótano...
tracking img