Reseña del pueblo mapuche

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2446 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 11 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
INTRODUCCIÓN
Los ejes de los movimientos sociales mapuches,desde fines del siglo XX,han sido:
la exigencia de reconocimiento y respeto de sus derechos como pueblo
-derechos políticos, territoriales, culturales, económicos y sociales-; la afirmación
de su identidad; y la reclamación de una reparación histórica por la responsabilidad
objetiva del Estado en el daño ocasionado en más de un siglotras
la ocupación del territorio al sur del Bío Bío.
Tales reclamaciones, discursos y contiendas significarán un desafío para el Estado
y la sociedad chilena, respecto a sus certezas, su proyecto de democracia
moderna y su historia. Estos desafíos no son exclusivos de Chile, sino que forman
parte de la agenda de la democracia en sociedades pluriculturales y
plurinacionales. Así loevidencian diversos acuerdos internacionales sobre derechos
de los pueblos indígenas, informes e investigaciones alusivas.
Por cierto, los planteamientos mapuches y sus movilizaciones por derechos no
son nuevos. A lo largo del siglo XX han protagonizado sucesivas contiendas en
defensa de sus tierras; y particularmente, desde los años ’80, pusieron en marcha
un portentoso proceso de rearticulaciónsocial y política con miras a obtener
un reconocimiento de sus derechos como pueblo, incorporando sus demandas
y esperanzas en la agenda de la transición democrática.
Durante este período, tuvo lugar una silenciosa transformación etnopolítica en
la sociedad mapuche, y particularmente en sus dirigentes, donde se fue formando
la convicción de que en un contexto de profundas alteraciones económicas,políticas y sociales estaba en juego su proyección en el tiempo, su identidad
y sus derechos como pueblo.
Esos discursos y orientaciones vuelven a aparecer a inicios de los años ’90,
sorprendiendo a la elite chilena como si fueran nuevos. Entonces, se creía que
la problemática indígena quedaba resuelta en la transición democrática con
una política social bajo el eslogan del “desarrollo conidentidad”, y una nueva
ley de corte indigenista. Sin embargo, las autoridades vieron, perplejas, la irrupción
de werkenes, machis, lonkos,trarilonkos y banderas mapuches en tiempos
de modernización y transición democrática, ad portas del siglo XXI.
Los ciclos del movimiento indígena han irrumpido ante fuertes presiones del
Estado, aun en situaciones poco propicias para la protesta social. Afines del
siglo XX, esto ocurrió durante la dictadura militar, en 1979; y durante la transición
democrática, desde 1997. El 'error' fue el mismo: en el primer caso, desa10
rrollar una política de compulsiva de división de las comunidades; en el segundo
caso impulsar megaproyectos, centrales hidroeléctricas y la expansión forestal.
Tanto la dictadura encabezada por Augusto Pinochet como elgobierno de Eduardo
Frei-Ruiz Tagle, impactaron al núcleo simbólico mapuche: la mapu. Ambos
impusieron sus programas y obtuvieron victorias simbólicas en nombre de la
modernización y la razón de Estado: se dividieron las comunidades en uno y se
construyó la megacentral hidroeléctrica Ralco en el otro. Pero también ambos
detonaron insospechados e irreversibles procesos de movilización política enel pueblo mapuche.
Adicionalmente, la creciente sensibilidad internacional respecto de los derechos
de los pueblos indígenas ha presionado y sorprendido al Estado chileno
con nuevas consideraciones y obligaciones. En materia de derechos humanos,
hay estándares internacionales que no son opcionales cuando se quiere ser
parte de lo que se llama comunidad de naciones civilizadas. En materia dereconocimiento y respeto de los derechos de los pueblos indígenas, hay un
estándar que forma parte de la doctrina de los derechos humanos, formado en
el derecho consuetudinario internacional, y que obliga a los Estados. Chile está
muy alejado del cumplimiento de esos estándares.
En el año 2003, el país pasó a integrar la lista de países a inspeccionar por el
Relator especial de Naciones...
tracking img