Reseña dominación masculina, p. bourdieu

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1158 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 9 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Pontificia Universidad Javeriana
Teoría Social y Cultural
Estudiante: Rodrigo Andrés Bula
-------------------------------------------------
Octubre 13 de 2009

Reseña: BOURDIEU, Pierre. 1998, “La dominación masculina”, Anagrama. Barcelona.
-------------------------------------------------

Pierre Bourdieu (1930-2002) es seguramente el sociólogo francés, más conocido y reconocido, delsiglo XX. Nacido en la década de los treinta en la periferia nacional francesa, se traslada a París para cursar filosofía en la École Normale Supérieure. Su ejercicio profesional entro en la docencia desde 1955 y llega a una posición privilegiada dentro del campo académico en 1981, cuando ingresa al Collège de France como profesor de sociología. Es imperativo para esta reseña destacar el periodo de1958 a 1960, en el cual Bourdieu vive en Argelia. A este periodo se le adjudica la adquisición del arsenal teórico del autor y específicamente, es el lugar donde recolecta la información etnográfica pertinente para el tipo de trabajo que desarrolla en el libro que intento exponer: La dominación masculina.

Orientado por la pregunta sobre, lo que el autor llama, la paradoja de la doxa;entendida como la capacidad de un orden social para funcionar, basándose en formas de dominar poblaciones, que se reproduce y es aceptada por dominados y dominantes, Bourdieu se propone realizar un socioanálisis del orden sexual que estructura el espacio social. El porqué de la contradicción anteriormente enunciada permite problematizar las formas de dominación, y proponer la dominación masculina, comouna forma de dominación simbólica que en efecto sostiene una doxa, al ejercer un tipo de violencia imperceptible e indirecta, en la que no se muestra una conciencia de la(s) condición(es) de dominación, que está incorporada en los sujetos que la experimentan; una violencia simbólica. Al entender la dimensión simbólica del objeto de estudio, el autor expone su orientación metodológica como unaeconomía de los bienes simbólicos, que es capaz de objetivar científicamente esta forma particular de dominación simbólica gracias a una perspectiva etnológica y sociológica relacional.

Al aproximarse al análisis, Bourdieu arguye que sus anotaciones y experiencias etnográficas entre los bereberes de la Cabilia debelan el principio que puede hacer inteligible, cómo las practicas están ancladas a unacosmología en la que actúan principios de visión y de división que estructuran la sociedad y la posición de los sujetos que la componen. Esta condición cognitiva está basada en la construcción de un sistema de oposiciones homologas tales como: razón/emoción, público/privado o duro/blando, en el que se inscriben lo masculino en posición dominante y lo femenino en posición dominada. Al insertar lossexos en el principio cognitivo de oposiciones mítico-rituales, se estructura un “orden social que funciona como una inmensa máquina simbólica que tiende a ratificar la dominación masculina en la que se apoya” (Bourdieu, 1998. pp. 22).

La realidad biológica de los cuerpos, el sexo que detentan, esta inmerso dentro de la lógica del sistema clasificatorio y expone la construcción social a la queson sometidos los órganos sexuales. De esta forma se ajustan bien sea literal o metafóricamente a los principios de visión y de división que estructuran el orden social androcéntrico: falo-arriba-hombre-masculino/vagina-abajo-mujer-femenino. De esta forma se conjugan la socialización de lo biológico-natural y la naturalización de lo social, en donde emergen los géneros como el camino y destinonecesario para una realidad del cuerpo; los géneros se consolidan como habitus sexuados. La oposición entre la masculinidad y la feminidad incorpora unas maneras de ser y hacer naturalizadas, unas hexeis determinadas y determinantes, ancladas a la identidad masculina o femenina.

La dominación masculina, basada en el sistema de oposición mítico-ritual, construye a la mujer como un objeto. No...
tracking img