Resumen de capitulos 21 - 24 de en pie de guerra

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 13 (3085 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 12 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Llegamos a la casa en menos de media hora. Bajamos corriendo del auto. Afuera hay una patrulla con dos policías. Mamá se encuentra sola. La televisión está prendida con el volumen muy bajo. Mi hermanito se ha quedado dormido en el sillón.
-Hola, cariño –saluda mi padre-. ¿Ha vuelto a hablar Itzel?
-No. Escuchamos varias veces el recado que dejó, sin entender dónde pueda estar.
-¿Ya revisaronel cuarto de Itzel?
-En su estudio sólo encontraron esta libreta. Me la devolvieron porque es de Felipe.
La tomo para examinarla. Busco con rapidez en la última página. La hojita con el número telefónico del Cadáver ha desaparecido.
Le hablamos al señor Santiago y le explicamos que necesitamos encontrar a un joven de la comunidad dark.
-Hay tres lugares cercanos –contesta de inmediato-, dondese reúnen metaleros, punketos y darketos los viernes por la noche. Los puedo llevar.
Me subo al carro. De inmediato recuerdo algo. En mi libreta de notas también tengo el calendario escolar con las direcciones y teléfonos de todos mis amigos… incluyendo algunos no muy fraternos, como Jordy, el Zorrillo.

Me bajo y voy corriendo con mamá. Le pido la libreta. Busco en las primeras páginas. Hayvarios números de teléfonos subrayados con lápiz. Uno de ellos encerrado en un círculo. El de Jordy.
-Yo no hice estas rayas-digo-, fue mi prima.
Este compañero también es sospechoso –entonces relato lo que el Zorrillo me dijo en el antro. Cuando acabo de hablar, papá se muestra sorprendido y me dice con sarcasmo:
-Qué bueno que sigues nuestra regla de platicarnos todo lo que pasa.
-Se lo conté aItzel…
-¡Claro! Y tu prima, a quien todos tus comentarios le enfurecen, sabrá Dios a dónde se fue a meter.
Volvemos al carro. Santiago pregunta:
-¿Puedo manejar? Iremos más rápido y es más seguro.
Papá le da las llaves. La patrulla nos sigue.
A los pocos minutos llegamos a un antro.
Santiago le da las llaves del auto a un conocido suyo que sale a saludarlos. Los policías se quedan dentrode su patrulla.
Santiago camina con desenvoltura y autoridad. En el interior vemos cómo decenas de parejas se besa, bailan y toman. Hay una larga fila de personas bajo un letrero fosforescente que dice “barra libre”. Santiago se detiene y le hace una seña a mi padre para que haga lo mismo. Luego me indica con las manos que camine y observe. Los adultos se quedan rezagados. No veo a ninguno de loshombres sombríos que conocí en la tienda de hot topics. Regreso con mi padre. Me acerco a su oído y grito:
-Nada. Vámonos.
En la calle, Santiago pide el carro a su amigo. Casi de inmediato se lo traen. Les dice a los policías que iremos a otro lado.
Llegamos a otro centro nocturno. Bajamos del coche. Caminamos los tres juntos. A penas llegamos percibimos un ambiente distinto. Se escucha músicaheavy metal tocada por un grupo en vivo. En el acceso hay un hombre espeluznante. Santiago habla con él. Al principio amablemente, después con fuerza. Por lo visto nuestro amigo no es bien recibido, pero su corpulencia y energía le abren las puertas.
La gente que encontramos es del verdadero clan de las tinieblas. Algo macabro. Papá voltea a verme, impresionado.
Como es imposible pasardesapercibidos esta vez no nos separamos. Vamos los tres juntos, en fila, caminando entre las mesas. Varios darketos se levantan de sus sillas y comienzan a murmurar entre ellos mientras nos observan también.
Al llegar a las últimas mesas noto cómo uno de los más extravagantes agacha la cabeza y se tapa la cara con la mano. Aunque las luces cambiantes me confunden un poco, veo sus botas de charol conagujetas blancas. Son inconfundibles.
-Ahí está-le digo a Santiago-. ¡Es Pascual!
-¿Seguro? –Pregunta-
-Sí –confirmo-.
Hago lo que se me indica mientras papá sale dando algunos traspiés.
Para mi sorpresa y desgracia detecto que alguien más tiene botas de charol con agujetas blancas. Es un joven gordito y bajo de estatura. Luego localizo a otro con el mismo calzado.
¡No puede ser! Acabo de...
tracking img