Resumen de gringo viejo capitulos i - iv

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1038 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 13 de junio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Capitulos I - IV
Gringo Viejo
El libro comienza relatando los recuerdos de una mujer acerca de un tal Arroyo y un hombre que se hace llamar “gringo viejo”, sabía que ya no iban a estar para ayudarla ni Tomás Arroyo al que ella quería darle un hijo nombrado Tom Brook. Los únicos momentos que le quedaban eran cuando cruzó la frontera y al voltear la mirada vio al soldado Inocencio yal niño Pedrito y detrás de ellos se quedaba el México a donde fue y que al regresar a su tierra se quedó sin memoria ya que ahora el país no estaba al “alcance de su mano” y había desaparecido para siempre y al cruzar el puente recordó los llanos y los montes, los largos ríos hondos y verdes que el gringo viejo había anhelado asta llegar a su apartamento en Washington pero ahora estaba sola yrecordaba.
Cambia la escena y aparece el coronel Frutos García quién ordena a sus soldados que rodeen el montículo y se pusieran a escarbar mientras el coronel y el niño Pedro recordaban: “Solo por accidente nos encontramos aquella mañana en Chihuahua y antes de que dijera algo, sabíamos que estaba aquí para que lo matáramos nosotros, los mexicanos”. ¿Y la frontera de aquí dentro? Decía el generalArroyo “Hay una frontera que solo nos atrevemos a cruzar de noche y esa es la de nuestras diferencias con los demás”. Sabían que el gringo viejo murió en México solo por que cruzó la frontera ya hí, a un lado de la tumba, Inocencio Mansalvo, el coronel, Pedrito y la Garduña recordaban sus experiencias con el gringo, que si era valiente, que si era un santo o que por qué había cruzado la frontera sepreguntaron cuando lo vieron por primera vez pero poco a poco al ir conociendo pedazos de su vida entendieron por que había ido a México.
De repente las palas golpearon la madera y los soldados se detuvieron, El general recordó como el gringo ya se había retirado y su único propósito era el de recorrer los lugares donde estuvo de joven y ahora había venido a México por recuerdos familiares de supadre, también como se gano el derecho de entrar en la tropa del general Arroyo, gracias a Pedrito y una Colt.44. Los hombres se hincaron en la fosa y tomaron la caja de las orillas mientras que el coronel García recordaba como decía que morir despedazado delante de un paredón mexicano no era una mala forma de morir, era preferible que de anciano o de enfermo y a pesar de que nunca habían sabidosu nombre, lo habían querido como a nadie.
Inocencio Mansalvo arrancó un tablón podrido de en medio y apareció la cara del gringo viejo devorada por la noche mas que por la muerte. Todos se quedaron mirando un minuto el cadáver y recordaban a ciegas los largos y los vastos espacios de sus aventuras hasta que el coronel García rompió el silencio y dijo: “Muchachos, hay que devolver al gringo a sutierra, son ordenes del general” y añadió con una sonrisa burlona “Ser un gringo en México, eso es mejor que suicidarse, o eso decía el gringo viejo”.
Un hombre acababa de descender de un tren en El paso, vestido completamente de negro y con un maletín en mano, Camino unas cuadras por la ciudad fronteriza y se la había imaginado mas triste y sola de lo que en realidad era y paro ahí para comprarun caballo americano en lugar de cruzar la frontera y conseguir uno mas fácil ya que varios se extrañarían al velo viajar tan ligero y comprar un caballo para cruzar pero al vendedor solo le dijo que iba en busca de tierras para fraccionar y que era mas útil que todas esas “maquinas infernales¨ que se usaban en esos días. Finalmente a unos veinte kilómetros al oeste de El Paso cruzó el río en suparte más estrecha.
El viejo supo que entraba a las inquietas tierras de Chihuahua y Río Grande, lugares de rebelión, represión, plaga y mucha hambre y el se había convertido ahora en un fugitivo de su tierra al estar ya retirado de sus líneas y sólo le temía a una cosa “Temo que la verdadera frontera la traiga cada uno adentro”. Al atardecer ya olía la comida y pidió comida y cobija en una...
tracking img