Resumen de la princesa y el granuja

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1743 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 3 de diciembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
La Princesa y el Granuja
1. Granuja: joven Vagabundo
2. Ponerle rubor a la muñeca

* Pacorrito Migajas era un gran personaje. Era pequeño y su edad apenas pasaba de los 7 años. Su piel estaba curtida por el sol; su cara parecía de viejo. Sus ojos eran negros, tenía grandes pestañas, su boca era fea y sus orejas parecían que se las hubieran pegado, no que hubiera nacido con ellas.Tenía una camisa de muchos colores y su overol estaba remendado y con sólo un tirante. No usaba zapatos ya que le parecían innecesarios y tampoco usaba medias ya que le molestaban.
* Su padre fue acusado por intentar escalar una alcantarilla y lo encarcelaron, luego fue hacia Ceuta, donde murió. Su madre, tenía un puesto de castañas en la Cava de San Miguel y también la metieron en problemasjudiciales. Después de muchos juicios la llevaron al penal de Alcalá de Henares. Pacorrito también tenía una hermana que poseía un puesto en la Fábrica de Tabacos, un día se fue a Sevilla en amoroso seguimiento de un cabo de artillería y hasta el día de hoy no ha regresado. Entonces Pacorrito se quedó solo, sin familia y solamente con el amparo de Dios y sin más guía que su propia voluntad. PeroPacorrito jamás se rindió por problemas de la vida. Comenzó a vender fósforos, periódicos y billetes de lotería para poder subsistir. En el verano su palacio era el prado y en el invierno se quedaba en los portales de la casa de la Panadería. A él no le importaban mucho las comodidades, se conformaba con tener un lugar en donde pasar la noche.
* Con todo esto dicho pensarán que nuestro personajeera feliz. No tenía familia, gozaba de total libertad y sus necesidades eran escasas, vivía holgadamente sin deberle nada a nadie. Pero lo cierto es que él no era feliz. Pero se preguntarán por qué. ¡Porque estaba enamorado! Pacorrito estaba enamorado de una dama que se vestía de seda y terciopelo, tenía el cabello rubio y con rizos, ojos azules y a veces se la pasaba en el piano hasta 3 díasseguidos. Pacorrito la conoció en un día de trabajo en el que estaba caminando por las calles que afluyen a la Puerta del Sol, calle muy concurrida y con hermosas tiendas que en las noches tenían los escaparates iluminados. Conoció a la dama en la tienda más bonita que pertenecía a un alemán. Siempre estaba llena de juguetes y demás cosas para toda la familia. Aquel día el alemán puso en su vitrina unacolección de damas vestidas de ricos traje. Sus rostros eran de fina cera, un lindo rubor en las mejillas, ojos azules de vidrio, sus cabellos de suave lana rizada. Eran tan juiciosas que jamás se movían de su sitio, sólo crujía el ruido de la madera cuando sus rodillas y codos se doblaban. ¡Cuántas veces le sorprendió la noche delante del cristal, olvidado de todo, hasta de su comercio y su modode vivir! Hasta cierto punto él era correspondido pero, ¿quién puede medir la intensidad amorosa de un corazón de serrín? El mundo está lleno de misterios. La ciencia jamás llegará a lo íntimo de las cosas. ¿Será posible que algún día se pueda demarcar fijamente la esfera de lo inanimado? Sólo Dios sabe cuáles son las verdaderas dimensiones de ese Limbo invisible donde yace todo lo que no ama.Pacorrito pensaba que la dama también estaba enamorada de él ya que ésta lo miraba sin moverse ni pestañear. Éste le decía cosas deleitables. Migajas tenía planes de seducción, rapto y de matrimonio con la dama.
* Una noche el galán acudió a su cita de todos los días. La dama estaba sentada frente al piano, cuando de repente una mano penetró en el escaparate por la parte de la tienda y se llevóa la dama. Pacorrito quiso morirse en ese mismo momento, murmuró sin que nadie lo escuchara: ¡La han vendido! Después vio que unas niñas sostenían a su dama. Migajas vio que los que habían comprado a la muñeca iban hacia su coche. Pacorrito decidió colgarse a la zaga del coche. En ése momento oyó un ¡Sálvame, Pacorrito mío, sálvame! de su querida dama.
* En el pórtico de la casa grande donde...
tracking img