Resumen de memoria de mis putitas tristes

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1755 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 20 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
La historia trata de un viejo redactor de una columna en un diario llamado "El Diario de La Paz", huérfano de ambos padres, soltero, sin hijos, con más de 517 mujeres con quienes había tenido relaciones sexuales, decidió que quería celebrar su noveno aniversario de vida regalándose a sí mismo una noche de sexo con una adolescente virgen, para esto le llamó a Rosa Cavarcas, que desde hacía muchotiempo le había insistido para que fuera a su burdel, después de conseguir a la chica, la dueña del burdel le llamó al viejo para decirle que el trato era 5 pesos por adelantado, después de esperar varias horas, el viejo se dirigió a la casa de mala muerte.
Cuando llegó, la vieja le dio una pomada verde con olor a árnica para que la niña se la untara a él, después de que la rechazara, ella lecontó que la niña pegaba botones en una fábrica, y que le había dado un bebedizo de bromuro de valenciana para dormirla, lo llevó hasta la alcoba de adobe donde se encontraba la niña, seguía dormida cuando el viejo entró, estaba desnuda en la cama, él la miró, era morena y estaba muy bella y limpia, tenía el pelo rizado, las uñas de pies y manos pintadas pero su piel se veía áspera y maltratada, teníala cara muy maquillada, en el baño estaba su ropa barata y muy usada, el viejo se desvistió, se vio en el espejo, regreso a la cama, la toco con los dedos, trato de separarle las piernas pero ella se opuso, aún dormida, no pasó nada, el viejo se quedó dormido, cuando despertó se dirigió caminando hacia su casa.
Estaba recordando su juventud, cuando su mamá en el lecho de muerte le había pedidoque se casara y tuviera hijos, recordó cuando vio desnuda a una chica por accidente, llamada Ximena Ortiz y ésta no lo dejaba de buscar, él la pidió en matrimonio, pero siempre supo que no era amor, la dejó plantada en la iglesia y le fue muy difícil seguir en su trabajo por el escándalo que armó.
Cuando llegó a su casa encontró a Damiana, la encargada del aseo de su casa tallando el piso, despuésde recordar viejos tiempos y ella le confesó que siempre estuvo enamorada de él, pero ya era muy tarde, sintiéndose mal, terminó su columna y se dirigió a la puerta del periódico, todo el personal estaba ahí, periodistas de otros periódicos celebrando su cumpleaños, y terminó por entregar la nota, que en realidad era su carta de renuncia, le regalaron una cafetera, tres calzones con besos departe de las secretarias, libros, un disco y un gato de angora. Rosa Cavarcas le llamó para preguntarle que había pasado con la niña, y le ofreció un reembolso, pero él se negó.
El director del periódico lo mandó a llamar, le pidió que no abandonara la columna y acordaron que seguiría trabajando. La semana siguiente fue a recoger al gato, se lo dieron en una canasta con un certificado de su raza y unmanual de cómo cuidarlo, cuando iba de regreso a su casa se encontró con unos judiciales que lo revisaron a él y al gato, uno de ellos le dijo que parecía que el gato ya era viejo, pero que lo cuidara mucho. En su casa, escuchaba música y la nostalgia lo hizo llamarle a Rosa Cavarcas, le pidió ver a la niña de nuevo, esta vez sin maquillaje y acordaron esa noche a las diez. El viejo no sabía cómose llamaba, pero le pareció adivinar o más bien la llamó Delgadina, ella estaba sudando y el viejo la secaba mientras le cantaba una canción, termino por dormirse y cuando se despertó en la mañana, alguien había escrito El tigre no come lejos; regresó a su casa mojado por la lluvia, encontró su casa llena de desechos del gato y le puso una caja de arena, la lluvia arreció tanto que las goterasestaban mojando sus libros por lo que el viejo se apresuró a salvarlos y el agua entró a su casa, pero por fortuna dejó de llover.
Él sentía que Delgadina estaba ahí, imaginó que le ayudaba a secar su casa y estaba con él mientras desayunaba, que sus ojos cambiaban de color según su estado de ánimo, que la vestía cuando tenía una edad diferente, que cantaban juntos, él no creía que alucinaba,...
tracking img