Resumen de un libro

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1122 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 8 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Чилам Балам из Чумайеля. Anónimo. CHILAM BALAM DE CHUMAYEL
ÍNDICE
Introducción
Bibliografía I Crónica de los antepasados
II Lamentaciones en un Katún 11 Ahau
III El final del tiempo antiguo
IV Notas calendáricas y astronómicas
V Palabras del Suya Tan
VI Los viejos y los nuevos dioses
VII El Katún 13 Ahau
VIII Canto triste de los Itzaes
IX El nacimiento del uinal
X Sucesos en un Katún10 Ahau
XI Segunda serie de palabras del Suya Tan
XIII La rueda de los Katunes
XII Vaticinios de los Trece Katunes
XIV Las últimas profecías
INTRODUCCIÓN Cuando los egipcios dejaron de escribir sus jeroglíficos empezaron los mayas a labrar en la
piedra los suyos. De igual modo que Justiniano cerró al fin el templo de Isis en la isla de Filae,
convirtiendo el edificio en una iglesia, milaños después los españoles que invadieron Yucatán
transformaron los santuarios indígenas en lugares apropiados para el culto cristiano. Y así como
la lengua de los faraones perduró evolucionada en el copto, que se escribía por medio del
alfabeto griego, el maya tradicional aprovechó el alfabeto castellano para expresarse
gráficamente, olvidando los signos proscritos de la antigüedad. Sacerdotespiadosos, herederos y
guardianes de una liturgia milenaria, de mitos y fórmulas rituales, que estaban perdiendo con
celeridad el sentido originario, trasladaron su sabiduría a las nuevas escrituras, tal vez con la
vana ilusión de conservar para la posteridad un mundo de creencias que había probado su virtud
a lo largo de los siglos, sustentador de la civilización más brillante de la Américaprecolombina y
fuente de legitimidad para el orden social de los pueblos del Mayab.
Hasta aquí las comparaciones, que permiten no tanto generalizar cuanto elevar el grado de
abstracción con que se percibe la singular cadena de los acontecimientos. Las ideas, aun en
decadencia, tienden a refugiarse y pervivir bajo los distintos ropajes que imponen los
dominadores o que marcan el transcurso deltiempo y los procesos de cambio cultural. A medida
que los navíos de los conquistadores atracaban en las bahías y ensenadas de la cálida península
de Yucatán, y desde que los ejércitos forasteros pisaron soberbios los viejos caminos de la selva,
los ancianos de las aldeas y los oficiantes de los centros ceremoniales sintieron la amenaza;
solemnes y melancólicas profecías, que el lector tendráocasión de conocer más adelante,

anunciaron a todos los rumbos la terminación de los tiempos nativos, el aplastamiento de las
instituciones ancestrales y la persecución a que iban a ser sometidas la religión y la moral de los
constructores de pirámides.
En ese mismo instante la comunidad de los vencidos inició una resistencia, que ha probado
después ampliamente su eficacia; los relatos sobreel origen de las naciones mayas corrieron de
boca en boca y se grabaron de manera indeleble en la mente de los jóvenes, los hombres
principales se reunieron subrepticiamente para afirmar la verdad de sus costumbres seculares, los
que no perecieron por la espada o por las extrañas enfermedades que transmitían los europeos
fueron conscientes de que su única posibilidad de supervivencia estaba enla conservación del
pensamiento tradicional, en seguir viendo el universo que les rodeaba como lo habían hecho sus
antepasados, y todos los habitantes del extenso territorio comprendido entre la isla de Cozumel y
las montañas de Chiapas, entre el golfo de México y el de Honduras, hallaron al unísono el
procedimiento idóneo: ocultaron en los pliegues de los nuevos hábitos impuestos, en losresquicios de las leyes ajenas y en las ambigüedades de las ideas cristianas su propia forma de
ser y de sentir.
Con tanta presteza desarrollaron esos mecanismos de defensa, y con tanta habilidad sortearon la
suspicacia de cerriles encomenderos y clérigos fanáticos, que hoy todavía permanece viva y
activa una gran parte de la mentalidad maya de raíz prehispánica. Detrás de las cofradías y...
tracking img