Resumen el hombre en busca de sentido

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1936 palabras )
  • Descarga(s) : 9
  • Publicado : 20 de junio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
el hombre en busca de sentido

El autor Viktor E. Frankl narra en su obra sus vivencias como prisionero en el campo de concentración de Auschwitz.
En su calidad de psiquiatra y escritor juzga la condición humana dentro del campo con un sentido profundamente honesto, al igual que Sigmund Freud, el doctor Frankl diferencia varias formas de neurosis y descubre el origen de algunas de ellas en laincapacidad del paciente para encontrar significación y sentido de responsabilidad en la propia existencia.
Dado el cargo que ocupo en la Facultad de medicina de Viena y el renombre que alcanzaron las clínicas de logoterapia en distintos países lo que el doctor Frankl relata adquiere todavía mayor prestigio.
PARTE PRIMERA: un psicologo en el campo de concentración
El autor expresa que quienesvivieron en un campo de concentración saben que los mejores entre ellos no regresaron, las experiencias por las que atravesaron ese porcentaje excesivamente reducido de prisioneros supervivientes originaron que tuvieran una nueva actitud ante la vida. Derivado de la segunda guerra mundial se amplió el conocimiento sobre la psicopatología de las masas.

Como resultado de las numerosasobservaciones y experiencias de los prisioneros cabe distinguir tres fases en las reacciones mentales de los internados en un campo de concentración:
1. La fase que sigue a su internamiento
2. La fase de la vida en el campo
3. La fase siguiente a su liberación

El síntoma de la primera fase es el shock, muchos presos creían en su trayecto en tren que los llevaban a una fábrica de municionesdonde los emplearían, al llegar al campo de concentración el solo nombre de Auschwitz evocaba las cámaras de gas, hornos crematorios y matanzas indiscriminadas.
Paso a paso los prisioneros se van acostumbrando a un horror intenso y terrible, por esta razón los prisioneros veteranos trataban de drogarse. En esta primera fase los custodios seleccionaban a los prisioneros que podían someter atrabajos forzados y los que no pasaban la selección eran enviados a los hornos crematorios.
Pasando a la etapa de desinfección, los prisioneros eran despojados de sus pertenencias, y refiere el autor que el punto culminante de la primera fase de su reacción psicológica fue borrar de su conciencia toda vida anterior.
Lo desesperado de la situación, la amenaza de muerte que los prisioneros vivían horatras hora hacían que se pensaran en el suicidio, el método de suicidio más popular era lanzarse contra la alambrada electrificada. En la primera fase de shock un prisionero no temía a la muerte, pasados los días incluso las cámaras de gas perdían todo su horror pues ahorraban el acto de suicidarse. Los consejos de los prisioneros que tenían más tiempo en el campo eran afeitarse a diario aunque fueracon un pedazo de vidrio para verse más jóvenes y aplicarse el trabajo para así no ser candidatos a ir a las cámaras de gas.

En la segunda fase la apatía en la que se vive es una especie de muerte emocional, hay una añoranza sin límites de la casa y la familia. El asco, la piedad y el horror eran emociones que un prisionero no podía sentir ya, los que sufrían, los enfermos, los agonizantes ylos muertos eran cosas tan comunes que no le conmovían en lo absoluto.
La apatía, el adormecimiento de las emociones y el sentimiento que no importa nada eran los síntomas que se manifestaban en la segunda etapa de las reacciones psicológicas de un prisionero. Gracias a esa insensibilidad el prisionero se rodea de un caparazón protector muy necesario.
El estado de tensión, insultos, tortura,injusticia en la que se vivía hacían que la vida en el campo de concentración descendiera a un nivel primitivo.
La dieta era absolutamente inapropiada en cuanto a calorías teniendo en cuenta las jornadas de trabajo a las que eran sometidos los prisioneros y por supuesto la ropa tampoco era adecuada para el clima extremo en el que trabajaban a la intemperie. Los enfermos se consumían hasta...
tracking img