Resumen el hombre en la comunidad eclesial

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 27 (6657 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 17 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
UNIVERSIDAD DE LA SALLE BAJÍO

Ismael Flores Hernández

El hombre en la Comunidad Eclesial

Cynthia Nallely Carmona Torres

711

Diseño Gráfico
TEMA VI


En noviembre de 1793 en la catedral de Notre Dame de París tuvo lugar un espectáculo violento, hecho por revolucionarios que querían quitar al cristianismo. Colocaron al centro de la Iglesia a una mujer representando lainteligencia del hombre y llamada la diosa Razón. Pretendían colocar a la razón humana sobre la fe cristiana. Había una nueva ley que decretaba la desaparición del cristianismo en todas las ciudades, villas y pueblos de Francia.
En los últimos años del siglo XVIII, la cárcel del Temple fue asaltada por los revolucionarios por lo que hubo una serie de asesinatos de todo tipo, en total se suman 1 357 dentrode los cuales figuran 200 sacerdotes, el rey Luis XVI y la reina María Antonieta. Ésta época fue llamada Período del terror.
En 1790 se aprobó la ley titulada Constitución civil del clero, en la que decía que todos los nombramientos de obispos y de párrocos dependieran, no del Papa, sino de las autoridades civiles. Al Papa se le informaría de los nombramientos hechos por la asamblea civil, perono podría oponerse a ellos, con lo que se buscaba crear una iglesia nacional. La creación de una Iglesia nacional francesa eliminaría o reduciría mucho la libertad de la Iglesia además de cortar la relación de la iglesia nacional con la autoridad del papa. Ésta era la razón de las persecuciones a los cristianos.
La imposición de la Constitución civil del clero había venido precedida de toda unaserie de leyes, dadas por la Asamblea francesa, con las que se suprimían casi todas las congregaciones religiosas internacionales.
Para conseguir que obispos, sacerdotes y laicos cristianos aceptaran, hicieron una campaña de propaganda en la que decían que los buenos patriotas son los que aceptan el sometimiento de la Iglesia a la autoridad civil; los que se resisten a la ley del sometimiento sonmalos patriotas. Por lo tanto, quien juro a Constitución civil del clero, fueron llamados juramentados, mientras que quien se negó se le llamó no-juramentados que fueron la mayoría de los obispos y se les persiguió durante años
Los obispos, sacerdotes y laicos cristianos se opusieron a la ley al recordar lo que san Pedro había dicho ante el Sanedrín o parlamento judío: "Hay que obedecer a Diosantes que a los hombres". Una Iglesia sin el papa, dejaría de ser unida. Estaban en peligro la unidad y la catolicidad de la Iglesia; por eso no podían jurar la ley de la Asamblea Francesa. Prefirieron ser perseguidos y hasta morir asesinados antes que desobedecer a Dios. Estaba claro que el Papa era el elegido de Dios para cuidar a sus ovejas.
El ataque legal realmente tenía otra finalidad másradical y profunda: el poder civil intentaba hacer desaparecer el cristianismo, que se hizo pública en el mes de noviembre de 1793; la Asamblea francesa publicó en esa fecha una ley por la que se ordenaba la desaparición o abolición del cristianismo. Esta ley fue celebrada con la entronización de la diosa Razón en el altar mayor o principal de la catedral de París. Pero esta ley duró pocos meses.Toda la nación francesa se vio envuelta en el terror revolucionario.
Una vez en el poder, no lograron controlarlo. Se mataban entre sí, rebaban, saqueaban prendían fuego a comercios y casas. Había demasiado desorden por lo que al cabo de seis meses de haber dado la ley contra el cristianismo creyó que lo mejor era otra ley que obligara a creer en el Ser Supremo (nuevo nombre de Dios) y en lainmortalidad del alma de cada hombre. Los cristianos no podían alegrarse con este cambio tan rápido de una ley por otra. Consideraban que la autoridad civil no tiene competencia para obligar a no creer en Dios, ni para obligar a creer en Dios; no tiene poder para decir si Dios existe o no existe. Una vez más se demostraba que los no-juramentados tenían razón: los asuntos propios de la religión y de...
tracking img