Resumen el hombre moderno

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1394 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 8 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
El Hombre Moderno
Introducción
Pues bien, nosotros intentaremos una descripción del hombre de hoy, del que camina por la calle, del que ve la televisión, según se nos manifiesta en sus diversas valoraciones y actitudes anímicas o existenciales.
Tras la civilización comúnmente llamada medieval, se inicio dicho proceso, que pasa por el Renacimiento, la reforma protestante, el Iluminismo, laRevolución francesa, la Revolución soviética y ahora el Nuevo Orden Mundial.
Algunos autores de la llamada “revolución anticristiana” son: Bossuet, Belmes, Donoso Cortés, el cardenal Pie, y entre nosotros Meivielle y Caturelli. Por otro lado, Augusto Comte, a lo largo de siglos XVI, XVII y XVIII; hizo todo lo posible por destruir lo que él llamaba “el poder teológico”, realizándose las grandes“suplencias” o “reemplazos” de un principio “tradicional” por otro “moderno”. Las anteriores revoluciones fueron “sencillas modificaciones”. A todo esto se le puede llamar “La Gran Revolución”. Según se ve el vocablo “moderno”, no significa simplemente moderno sino un cambio copernicano en el curso de la historia.
Tanto la filosofía griega como la teología medieval, concebían el universo como unorden jerárquico, donde el hombre ocupaba el vértice del cosmos.
Marginando la soberanía de Dios, el hombre quiso volver a ser el centro de la creación, pero atribuyéndose prerrogativas antes reservadas a la divinidad. La edad moderna se propuso neutralizar por todos los medios aquel “pesimismo” cosmológico en un factor de exaltación humana.
En el siglo XVII aparecieron en Francia los sedientes“filósofos”, creyéndose los “hombres nuevos”, llamados a establecer en esta tierra la “ciudad de Dios” pero centrada en el hombre, se propusieron a disipar totalmente las “tinieblas” de la tradición, se autodenominaron “iluministas”. El primer grupo de estos se autonombraban “los pocos” y el segundo “los muchos” cuando sus ideas se propagaron en el momento de “los todos”, cuando la ideología se hizocomún.
El hombre prometeico, con su ciencia emancipada, invadirá la religión de los misterios, y cual nuevo demiurgo se abocara a instaurar un mundo que sea una creación suya, una nueva creación que no permite ya la necesidad del Creador. A este grupo podría ser asignado con el nombre “Cultura Faústica”.
El cristianismo, principal adversario del triunfante proyecto prometeico, ha perdidovigencia social. Quedan cristianos, pero ya no Cristiandad, es decir, una sociedad impregnada con el espíritu del Evangelio.
En general, intentaremos esbozar una descripción de nuestro tiempo del “hombre moderno”.
Capítulo 1 LA FALTA DE INTERIORIDAD
El hombre de nuestro tiempo es su escasa interioridad. Al decir interioridad nos referimos a aquel fondo recóndito del alma que es el afectado cuandodecimos que algo se nos ha entrañado en el corazón, que algo nos ha impresionado, conmovido o sobrecogido, como suele acontecer al tratarse de algo que se refiere a la administración, el amor, la adoración, la emoción artística o el asombro metafísico.
Según Sciacca, el hombre de hoy vive más “extraordinariamente” que “interiormente” ya que la meditación y el silencio son actos totalmenteextraños. También Thomas Merton aporta que el hombre ha perdido “la capacidad de estar a solas consigo”.
Se ha llegado a decir que nuestra cultura es una “cultura de evasión” estando cerca a lo que es la actitud prometeica, ya que gusta volcarse hacia el exterior de sí propio, prefiere la acción transitiva a la inmanente. Impulsado por su tendencia demiúrgica, esta siempre abocado a hacer, fabricar,crear, etc. Con esto ya no es mas “en el principio era el verbo” sino “en el principio era la acción”.
Marcel de Corte ha observado una tendencia a identificar su ser con sus funciones, lo que trae consigo, juntamente con una desmesurada actividad exterior, una lamentable pérdida de energía interior, una incapacidad de vivir en sí mismo, como si no tuviera una naturaleza humana, un ser...
tracking img