Resumen el malestar en la cultura

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 11 (2658 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 5 de marzo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL MALESTAR EN LA CULTURA

1
Las discrepancias entre las ideas y las acciones de los hombres son tan amplias y sus deseos tan dispares, que al formular la impresión de que suele aplicar cánones falsos en sus apreciaciones menospreciando los valores genuinos.

En condiciones normales nada nos parece tan seguro y establecido como la mismidad de nuestro propio yo, que se nos presenta como algoindependiente, unitario, bien demarcado frente a todo lo demás, la psicoanalítica nos ha enseñado que esa apariencia es engañosa, el yo continúa hacia dentro, sin limites precisos, con una entidad psíquica inconsciente que denominamos ello y a la cual viene a servir como de fachada.

El sentimiento yoico está sujeto a trastornos y los límites del yo con el mundo exterior no son inmutables. Elsentido yoico del adulto tuvo que evolucionar, el lactante aún no distingue su yo de un mundo exterior como fuente de las sensaciones que le llegan gradualmente lo aprende por influencia de diversos estímulos, con ello comienza por oponérsele al yo un objeto en forma de algo que se encuentra afuera, para la aceptación de un afuera de un mundo exterior, lo dan las sensaciones de dolor, que el placerinduce a evitar, surge la tendencia a disociar el yo, a formar un yo puramente hedónico, un yo placiente enfrentado con un no-yo con un afuera, ajeno y amenazante.

El hombre aprende a dominar un procedimiento que, mediante la orientación intencionada de los sentidos, le permite discernir lo perteneciente al yo (interior) a lo originado en el mundo (exterior) originando el principio de realidad.El yo lo incluye todo, luego, desprende de si, un mundo exterior.

En la vida psíquica nada de lo una vez formado puede desaparecer jamás; significa que la concepción del olvido (aniquilación del resto mnemónico) es errónea.

2
¿Qué fines y propósitos de vida expresan los hombres en su propia conducta?, aspiran a la felicidad la cual tiene dos fases; un fin positivo y otro negativo, por unlado evitar el dolor y el displacer, y por el otro experimentar intensas sensaciones placenteras. Lo que en el sentido más estricto se llama felicidad surge de la satisfacción, pero sólo en una muy escasa medida, así nuestras facultades de felicidad ya están limitadas en principio por nuestra propia constitución. En cambio nos es mucho menos difícil experimentar la desgracia, el sufrimiento nosamenaza por tres lados: desde el propio cuerpo, condenado a la decadencia, ni siquiera puede prescindir de los signos de alarma que representan dolor; del mundo exterior, capaz de encarnizarse en nosotros con fuerzas destructoras omnipotentes; por fin de las relaciones con otros seres humanos, sufrimiento que quizá nos sea más doloroso que cualquier otro.

Existen varios métodos para evitar elsufrimiento, ya sean extremos o moderados, algunos unilaterales y otros que atacan simultáneamente; el aislamiento voluntario, el ataque contra la naturaleza y someterla a la voluntad del hombre, el mas crudo pero más efectivo es el químico, el cual modifica simultáneamente nuestra sensibilidad psíquica y biológica, pero entraña peligro y nocividad.

La satisfacción de los instintos, se convierteen intenso sufrimiento cuando el mundo exterior nos priva de ella, negándonos la satisfacción de nuestras necesidades, por consiguiente, al influir sobre estos impulsos instintivos evitaremos buena parte del sufrimiento, pero esta forma de evitar el dolor ya no actúa sobre el aparato sensitivo, sino que trata de dominar las fuentes internas de nuestras necesidades, consiguiéndolo en grado extremoal aniquilar los instintos, lograrlo significa sacrificar la vida para ganar la felicidad del reposo absoluto.

La moderación de la vida instintiva bajo el gobierno de las instancias psíquicas superiores, sometidas al principio de la realidad es otro método menos extremo, aunque es incomparable la sensación de una pulsión instintiva no sujeta por las riendas del yo que el saciar un instinto...
tracking img