Resumen esquilo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1469 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 20 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
el rey Adraste de Argos tenía dos hijas, Egiea y Deípile. Cuando llegó la hora de arreglar su matrimonio, decenas de príncipes griegos llegaron a su palacio para solicitar ser sus maridos. Adraste, temiendo que si elegía a dos de ellos los demás se convertirían en enemigos suyos, decidió consultar al oráculo de Delfos. La pitonisa le respondió “Unce a tu carro de dos ruedas al jabalí y al leónque luchan en tu palacio”, lo cual debe haberlo dejado con más preguntas que respuestas.
Entre los pretendientes a ser yernos de Adraste, los dos más desafortunados eran Polinices de Tebas y Tideo de Calidón. Polinices era hijo de Edipo y de su esposa-madre Yocasta; tras el exilio de su padre (narrado en las famosas obras de Sófocles, Edipo rey y Edipo en Colono) él y su hermano Eteoclesconvinieron en gobernar Tebas en años alternos. No obstante, al finalizar su primer año en el trono Eteocles se rehusó a entregarlo a su hermano y lo desterró con un pretexto cualquiera de la ciudad.
Tideo, por su parte, también había sido expulsado de Calidón a causa de su hermano. Un adivino había profetizado que Melanipo -así se llamaba el hermano en cuestión- mataría a Tideo, y poco después Tideo matóa Melanipo en lo que él dijo que había sido un accidente de caza. Pero los habitantes de Calidón sospechaban que Tideo había asesinado a su hermano para protegerse de la profecía, y lo forzaron a exiliarse.
Cuando Adraste regresó a su palacio, se encontró con Tideo y Polinices disputando por los méritos de sus respectivas ciudades, y seguramente hubiese habido un asesinato de no ser porqueAdraste intervino. Como el emblema de Tebas era el león y el de Calidón era el jabalí, el rey de Argos interpretó que ellos dos eran los pretendientes a quienes debía entregar la mano de sus hijas y lo anunció a todos los príncipes presentes, poniendo el acento en que actuaba por ordenes del oráculo. Y acto seguido, casó a Polinices con Egiea y a Tideo con Deípile.
Adraste juró que restablecería a susyernos en los reinos de los que habían sido expulsados y reunió a sus aliados Capaneo, Hipomedonte, Partenopeo y Anfiarao, hijos de Meleagro y Atalanta y les pidió que se armaran y partieran hacia Tebas, para deponer a Eteocles. Solo uno de ellos se negó: Anfiarao. Él era cuñado de Adraste, pues estaba casado con su hermana Enfile, pero era también un adivino y profetizó que todos, salvo Adraste,morirían en la empresa.
Pocos años antes, Adraste y Anfiarao habían disputado por una cuestión de Estado y habían estado a punto de matarse entre ellos, hasta que intervino Enfile y les hizo prometer que en caso de que se produjese otro desacuerdo entre ellos, acudirían a ella para que dictaminase cuál de los dos tenía razón, y que acatarían su decisión. Polinices y Tideo se enteraron de ello, ytambién que Enfile, una mujer de mediana edad, temía estar perdiendo su belleza. Entonces Polinices le regaló a su flamante tía política un collar mágico que había pertenecido a su madre-abuela Yocasta, que permitía que quien lo usase conservara siempre la juventud; Yocasta lo había usado para seducir a Edipo, que era mucho menor que ella, sin saber que en realidad se trataba de su hijo. Tras susuicidio, el collar había pasado a manos de Polinices. A cambio del “obsequio”, Enfile apoyó la expedición contra Tebas y Anfiarao se sumó.
Polinices, Tideo, Anfiarao, Capaneo, Hipomedonte, Partenopeo y Adraste emprendieron viaje hacia Tebas, y pasaron por Nemea, donde el rey Licurgo les dio permiso para beber agua de su manantial y mandó a su esclava Hipsípila, la ex reina de Lemnos, paraguiarlos. Hipsípila había sido empleada como niñera de Ofeltes, el hijo de Licurgo, y dejó al niño sólo mientras llevaba al ejército hacia el manantial. Cuando regresaron, descubrieron que Ofeltes había sido atacado y muerto por una serpiente. Anfiarao hizo un último intento por frenar la expedición, diciéndoles que la muerte de Ofeltes era un mal presagio y que debían regresar, pero los otros...
tracking img