Resumen la hybris del punto 0

El pensamiento que se quiere mostrar en este texto es postcolonial, es una manera crítica de que los esquemas de las categorías de las ciencias sociales son productos humanos que tienen como enfoque intereses humanos.
Entender por qué las élites criollas del siglo XVIII realizaron una traducción in situ de la ciencia ilustrada, con independencia de los condicionamientos espaciales que suponía lacalidad de colonia española del territorio neogranadino, es la pregunta que guía la investigación del autor. Castro señala, a manera de hipótesis, que los pensadores neogranadinos son responsables de haber traducido y enunciado el discurso del pensamiento ilustrado sin tener en cuenta las particularidades étnicas y culturales de su lugar de enunciación y atribuye este proceder a la pretensión quetenían los criollos de ser limpios de sangre, concluye que al enunciar el discurso ilustrado y el de la limpieza de sangre como unidad, los criollos intentaban posicionarse como un grupo dominante frente a los grupos de mestizos, negros e indígenas.
El contraluz que establecen los filósofos iluministas entre la barbarie de los pueblos americanos, asiáticos o africanos (“tradición”) y lacivilización de los pueblos europeos (“modernidad ”) no sólo provee a futuras disciplinas como la sociología y la antropología de categorías básicas de análisis; también sirve como instrumento para la consolidación de un proyecto imperial y civilizatorio (“Occidente”) que se siente llamado a imponer sobre otros pueblos sus propios valores culturales por considerarlos esencialmente superiores. Este factores importante para entender el modo en que los filósofos ilustrados del siglo xviii en Europa “traducen” los informes sobre otras formas de vida y los incorporan a una visión teleológica de la historia , en donde “Occidente” aparece como la vanguardia del progreso de la humanidad.

LUGARES DE LA ILUSTRACION
Se expone los principios teóricos de la investigación. Señala que las ciencias humanasdel siglo XVIII, encarnadas principalmente por Hume, Kant y Smith, construyeron un discurso en el que los pueblos colonizados por Europa aparecían en la escala más baja del desarrollo y sus ideas como parte del pasado remoto de la ciencia, al mismo tiempo que erigían la economía de mercado, las instituciones políticas y la ciencia ilustrada como el estadio más avanzado del desarrollo de lahumanidad. Aclara que aunque Edward Said trazó adecuadamente la relación existente entre ilustración, colonialismo y ciencias humanas, en su trabajo titulado Orientalismo, el análisis de esta relación desde América Latina introduce un aporte fundamental a la perspectiva poscolonial, en la medida en que las colonias más grandes e importantes de Europa fueron las colonias occidentales. Sin embargo, quizá lomás importante de estas primeras precisiones teóricas es el compromiso que el autor establece con las tesis de Walter Miñolo, Enrique Dussel y Aníbal Quijano y, especialmente, con la idea de que el imaginario de blancura es el primer imaginario geocultural del sistema-mundo, imaginario a partir de cual se legitima la división étnica del trabajo, así como la transferencia de capital y materiasprimas a nivel global.
Dentro de este capítulo el autor desea defender que la Ilustración no es un fenómeno europeo que se “difunde” luego por todo el mundo, sino que es, ante todo, un conjunto de discursos con diferentes lugares de producción y enunciación que gozaban ya en el siglo XVIII de una circulación mundial. Proponiéndose relacionar entre sí algunos de estos lugares y discursos, con el finde mostrar que eventos aparentemente contradictorios como los arriba señalados, formaban parte en realidad de una misma y compleja red planetaria de ideas científicas, de sentimientos libertarios, de actitudes raciales y de ambiciones imperialistas. En este capítulo se busca investigar la relación entre el proyecto científico de la Ilustración y el proyecto colonial europeo, teniendo en cuenta...
tracking img