Resumen la invencion de morel

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2415 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 24 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
La invención de Morel
Lo que se nos vende como la apasionante historia del amor de un hombre por una mujer cuya vida discurre en otro tiempo pero en el mismo espacio que el protagonista enamorado, página a página, desde el mismísimo principio, se nos va mostrando como una genuina apuesta por una historia más global y existencial, una historia plagada de simbolismo, de mágico desarraigo(tormentoso, sí, como el que dolía a los representantes más penitentes del llamado existencialismo -por encima de todos ellos Unamuno-, pero mágico, con apuntes geniales: «creo que perdemos la inmortalidad porque la resistencia a la muerte no ha evolucionado»), llena de ficción (incluso de ciencia-ficción), de alegóricas referencias al sentimiento de la vida más personal y al de la humanidad toda y sucondición constantes y (la isla entera, con su configuración, su naturaleza -«La vegetación de la isla es abundante. (...) con más urgencia en nacer que en morir, invadiendo unos el tiempo y la tierra de los otros. (....) En cambio, los árboles están enfermos»-, sus construcciones y sus particulares "habitantes"), de arte y conciencia de la creación, de sugerente mezcla de realidad y fantasía y, porsupuesto, llena de ese especial amor que toma como escenario esa fantástica atmósfera que es tan brillantemente capaz de crear.
En definitiva, esta historia de un hombre solitario en una isla, rodeado de apariciones del pasado, es una novela enormemente imaginativa, altamente sugerente, de muchas lecturas y muy recomendable, cuyo único handicap reside en el radical descenso de ritmo e interés dela parte final tras el clímax de las posibles explicaciones y conclusiones del protagonista acerca de los "milagros" ocurridos en la isla.
2. Biografía del escritor
Bioy Casares, Adolfo (1914-1999), escritor argentino, autor de una extensa obra en la que se superponen realidad y fantasía. Fue considerado por Jorge Luis Borges como uno de los más notables escritores argentinos de ficción.
Nacidoen Buenos Aires, se inició desde muy joven con una serie de relatos impregnados de surrealismo. A los 11 años escribió su primera novela, Iris y Margarita, dedicada a una prima de la que estaba profundamente enamorado; tres años después escribiría Vanidad o una aventura terrorífica, un cuento fantástico. En 1935 fundó la revista Destiempo junto con Jorge Luis Borges, a quien había conocido en 1932en la casa de la escritora Victoria Ocampo, con cuya hermana, Silvina, se casaría en 1940. En colaboración con Borges escribió varios volúmenes de literatura fantástica y policíaca, que mezclan observaciones irónicas sobre la sociedad Argentina, firmados con diversos seudónimos, como Horacio Bustos Domecq, Suárez Lynch, Lynch Davis y Gervasio Montenegro. Su principal personaje es el detectiveIsidro Parodi: Seis problemas para don Isidro Parodi (1942), Dos fantasías memorables y Un modelo para la muerte (ambos publicados en 1946), Crónicas de H. Bustos Domecq (1967) y Nuevos cuentos de H. Bustos Domecq (1977).
En novelas, cuentos y guiones de películas, Bioy analizó mitos clásicos revividos en la modernidad, aspectos paranormales de la vida y la psicología del amor. Entre sus títulosdestacan sus novelas La invención de Morel (1940), Plan de evasión (1945), El sueño de los héroes (1954), Diario de la guerra del cerdo (1969, llevada al cine por Leopoldo Torre Nilsson en 1975), Dormir al sol (1973), La aventura de un fotógrafo en La Plata (1985) y Un campeón desparejo (1993), y sus libros de cuentos El perjurio de la nieve (1944), La trama celeste (1948), Historia prodigiosa(1956), Guirnalda con amores (1959), El héroe de las mujeres (1978), Historias desaforadas (1986) y Una muñeca rusa (1991). Publicó parcialmente sus Memorias (el primer volumen en 1994) y el guión de dos películas escritas con Borges: Los orilleros y El paraíso de los creyentes. En 1990 se le concedió el Premio Cervantes.
Una vez, charlando con estudiantes universitarios, Adolfo Bioy Casares afirmó...
tracking img