Resumen laberinto de la soledad de octavio paz

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1596 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 17 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Capitulo uno Pachuco y otros extremos. Al igual que a cualquier persona. los pueblos en trance de crecimiento su ser se manifiesta ¿qué somos? Y ¿Cómo realizaremos eso que somos?
Los llamados Pachucos, bandas de jóvenes generalmente de origen mexicano que viven al sur de Estados Unidos, el pachuco se afirma un instante como soledad y reto, niega la sociedad de la que procede y en lugarfundirse con la sociedad norteamericana, la reta provocando ser perseguido, rechazado, lo cual lo redime y rompe su soledad. A diferencia de los norteamericanos quiénes niegan todo la realidad que parece desagradable, uno de los rasgos más notables de los mexicanos es su contemplación a el horror, su familiaridad y su complacencia en su trato, el gusto por la destrucción se deriva principalmente de unacierta religiosidad; Sí, nos encerramos en nosotros mismos, hacemos más profunda y exacerbada la conciencia de todo lo que nos separa, nos aisla. Y nuestra soledad aumenta porque no buscamos a nuestros compatriotas. El mexicano, fácil a la efusión sentimental, la rehúye.
Capitulo dos. Máscaras mexicanas A diferencia de otros pueblos, en México abrirse es una debilidad o traición, obligándonoscerrarnos al exterior, el estoicismo es la más alta de nuestras virtudes guerreras y políticas, usa máscaras para proteger su intimidad, no le interesa la ajena y por lo tanto, el círculo de la soledad se vuelve a cerrar, consideramos peligroso a todo lo que representa lo exterior. La mujer mexica cuyo recato tiene que ser a toda prueba. La vanidad masculina, heredada de los indígenas y losespañoles, se regodea bajo la sumisión, económica, moral y social de la mujer. Otra característica de nuestro hermetismo son las mentiras de los mexicanos que reflejan carencias, lo que no somos y lo que desearíamos ser, simulando nos acercamos a nuestro modelo, en sus formas radicales el disimulo llega al mimetismo. No solo nos simulamos a nosotros mismos, haciéndonos fantasmales, sino que tambiéndisimulamos la existencia de nuestros semejantes, llegando a ningunearnos, es decir hacer de alguien, ninguno.
Capítulo tres. Todos santos, día de muertos. El solitario mexicano ama fiestas y reuniones. Durante las Fiestas se siente completo, seguro, se abre al exterior, más que abrirnos, nos desgarramos en ciertas fiestas desaparece la noción misma de Orden, donde pasado y futuro se reconcilia.Nuestra pobreza se puede medir por el número y suntuosidad de las fiestas populares. Los países ricos tienen pocas, no tienen tiempo ni humor. “Las masas modernas son aglomeraciones de solitarios”. A diferencia de los antiguos mexicanos, en donde la vida se prolongaba en la muerte con una nueva vida, el mexicano moderno tiene indiferencia a la muerte porque nuestra vida y la ajena carece de valor.Oscilamos entre la entrega y la reserva, entre el grito y el silencio, entre la fiesta y el velorio, sin entregamos jamás.
Capítulo cuatro. Los hijos de la Malinche. “La clase es más fuerte que el individuo y la persona se disuelve en lo genérico”. El obrero y los técnicos asalariados carecen de individualidad pues no tienen conciencia de la obra que realizan, las clases ricas también se cierranal grupo exterior y también se desgarran cada vez que intentan abrirse, llegando a la conclusión que el mexicano actual no quiere o no se atreve a ser él mismo. El gobierno de los técnicos, es un gobierno de instrumentos, y así la sociedad marcha a una eficacia sin rumbo que se trata de una transposición a la esfera social y política del capitalismo. Por otro lado menciona que la historia nos ayudaa comprender ciertos rasgos de nuestro carácter, a condición que seamos capaces de aislarlos y denunciarlos previamente. Menciona que el pueblo mexicano no perdona la traición de la Malinche, la amante de Cortés, ya que encarna la traición, lo abierto, lo chingado, frente a nuestros indios, fuertes ante la desgracia, impasibles y cerrados.
Capítulo cinco. Conquista y colonia. Aunque en la...
tracking img