Resumen macario bruno traven por capitulos.

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas: 9 (2035 palabras)
  • Descarga(s): 0
  • Publicado: 13 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
COLEGIO DE EDUCACIÓN PROFESIONAL TÉCNICA
DEL ESTADO DE MÉXICO.
LERMA 199.

COMUNICACIÓN INDEPENDIENTE EN INGLÉS.

LEER PARA CRECER.

MACARIO
BRUNO TRAVEN.

PSP: ISC. José Miguel Calderilla Luna

Alumno: Yair Anastacio Fonseca Ávila.

Grupo: 4103.

Semestre: 4°

PTB: Química Industrial.

CAPÍTULOS I - V.
Macario era un leñador padre de once hijos hambrientos y andrajososque no deseaba riquezas. Tenía desde hace veinte años una sola ilusión que era poderse comer a solas en el bosque un pavo asado entero. Ya que nunca logró satisfacerse, por lo contrario siempre tenía hambre.
Trabajaba todos los días, salía antes del amanecer al bosque y regresaba al anochecer con una carga de leña que vendía por dos reales.
Su esposa “La mujer de ojos tristes” siempre lo atendíaen la cena que nunca tenía variaciones. Macario trabajaba tanto como le fuera posible y los sábados por la noche se reservaba dos centavos para un trago de mezcal.
Su mujer percatándose del excelente esposo que tenía, empezó a ahorrar durante tres años y le compró un pavo gordo en la plaza, lo cocinó y se lo dio a Macario sin que sus hijos se dieran cuenta, le dijo que era el regalo por susanto y que se lo comiera a solas en el bosque.
Macario busco el lugar en el bosque, se acomodó y pensó en dormir todo el día después de comer. Pensó que su esposa era una gran cocinera sólo que nunca podía demostrárselo debido a sus limitaciones, claro que con eso ella hubiera reventado de orgullo. Se lavó las manos en un arroyo, tomó el pavo y se dispuso a comer.
Al intentar comer se percató dela presencia frente a él de un charro vestido de negro con accesorios de una persona rica, que observaba la operación de dicho pavo. Macario lo miró y él sonrió maliciosamente previamente a pedirle un pedazo de su pavo.
Macario no accedió, el charro le ofreció sus espuelas a cambio de una pierna pero Macario lo rechazó nuevamente con el pretexto de no tener caballo.
Le ofreció una pieza de labotonadura de su pantalón, por un trozo de pechuga y también lo rechazó ya que lo podían tachar de ladrón. De igual manera le ofreció los bosques y de nuevo lo rechazó ya que con o sin bosque no mejoraría su situación., éste lo corre y le dice que regrese al lugar de donde llegó para así poder continuar con su operación.
Reintenta comerse su pavo y llega otro individuo, un peregrino que se veíapobre vestido de huaraches y manta, al mirarlo encuentra un rostro sincero y agradable, él le pide también una pierna de su pavo, ya que su viaje fue largo y estaba hambriento a cambio de una bendición.
Macario le dice que él es el más bondadoso, de nueva cuenta le pide la mitad de su pechuga, pero Macario con toda la pena y humildad le dice que no, ya que su esposa se lo dio con la intención deque él se lo comiera. El peregrino comprende y lo deja en paz, lo bendice y a sí mismo a su esposa e hijos.
Vuelve a tomar su pavo, pero aparece otro forastero, con vestimenta extraña, eleve su vista y descubre al personaje que manifestaba el hambre más espantosamente. Su rostro no tenía carne, todo él eran huesos, le dice a Macario que tiene mucha hambre. Macario sabe de inmediato que nunca tendrásu pavo sólo y le comparte a este huésped la mitad.

CAPÍTULOS VI – X
Macario y su acompañante comieron juntos, entre risas, bromas y un gran humor por parte de éste último y risas del primero.
Macario desconcertado por su aspecto y su misterioso accesorio, temeroso y curioso preguntó acerca de él, muy naturalmente su huésped le contó acerca de cómo su reloj de arena fue destruido por unaagresión de una artillero inglés, y como paso buscando bastante tiempo un accesorio igual y hasta original en museos, pero jamás lo encontró ya que todos eran copias.
Al ir por un capitán de un barco inglés, éste en sus últimos momentos le regalo un cronómetro instrumento más eficaz y preciso gracias a él y nunca llegaba tarde a sus citas.
Al huésped de Macario le agrado tanto el pavo, ya que no...
tracking img