Resumen relato de un naufrago

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 12 (2919 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 19 de noviembre de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
RELATO DE UN NÁUFRAGO

El relato había sido contado a pedazos muchas veces, con verdades a medias, estaba manoseado y pervertido y los lectores estaban ya hartos de verle en multitud de anuncios publicitarios. La dirección del periódico pensó que acudió a su medio para tratar de sacar tajada de la situación y lo mandaron por donde vino, pero en una corazonada del director, aceptó su propuesta ylo puso en manos de García Márquez. Fueron veinte sesiones de seis horas diarias, durante las cuales García Márquez tomaba nota y soltaba preguntas tramposas para detectar las contradicciones del náufrago. Al final lograron reconstruir el relato compacto y verídico de sus diez días en el mar. El único problema al que ahora se enfrentaban era el de conseguir que el lector lo creyera.

TEMASSufrimiento, dolor, angustia, desesperación, desesperanza, olvido, resignación, tristeza, agonía, esperanza, la avaricia del gobierno (el capitán del barco) al preferir conservar la mercancía antes de salvar a sus servidores además el olvido al que lo someten luego de contar la verdad y el olvido cuando está en el mar, nadie nunca hizo ni siquiera un intento por salvarlo.
ARGUMENTO
La historia comienza el28 de febrero de 1955, cuando el buque caldas fue puesto en altamar y luego de aproximadamente setenta y dos horas de viaje ocho de sus tripulantes cayeron al mar, aunque el gobierno atribuyo el naufragio a una tormenta lo cierto es que la negligencia fue la única responsable de la catástrofe, esta falla de la marina fue denunciada por el periódico el espectador, la denuncia tuvo comoconsecuencias, la clausura del periódico, la caída en desgracia del único marino sobreviviente y el exilio de Gabriel García Márquez en París.
El buque zarpa de Mobile estados unidos hacia a Cartagena el 24 de febrero a las seis de la mañana, el 26 de febrero, hacia el medio día el buque llega al golfo de Méjico y aunque se zambulle un poco no es nada de qué preocuparse, el 26 de febrero, a las once y mediade la mañana, el buque estaba navegando sobre el Caribe, para esa hora los temores de Alejandro se hicieron más evidentes, pues el viento y el oleaje se hacían cada vez más fuertes, el buque no paraba de moverse entonces los marinos oyeron la orden de colocarse a babor, y en medio de aquel oleaje Alejandro recordó la película que habían visto antes de zarpar, en la que se observaba que losactores se enfrentaban a una terrible tormenta, pensaba en Mary su novia y la que había dejado en el puerto, en su familia y sus amigo del barrio Olaya, a la media noche, faltando dos horas para llegar a Cartagena de nuevo se oyó la orden de colocarse a babor, todos los marineros se dirigieron hacia el mástil y entre neveras, estufas, radios y otra mercancía que llevaba el buque, buque que no eraprecisamente de carga, se sostuvieron los marinos esperando la orden de soltar la carga pero esta nunca se oyó, eso hubiese sido lo más indicado para superar el impase, ya que el buque llevaba sobrepeso, aguantaron un par de olas y luego de que algunos se colocaran salvavidas, cayeron al agua, ocho de los tripulantes, en el mar salieron a flote varias de las cajas que llevaba a borde el destructor yalgunas balsas, Alejandro como pudo se subió a una de ellas y como a 10 metro de distancia vio a Luis Rengifo, Eduardo Castillo, Julio Amador y Ramón Herrera, aunque trato de acercarse para que ellos lograran subirse a las lanchas no lo consiguió ya que el viento y las olas iban en sentido opuesto, en una de estas grandes olas que lo levanto vio como el buque avanzaba como si nada hubiese pasado,entonces Alejandro vio entre las olas como sus compañeros dejaban de respirar y se hundían en el infinito mar, se encontraba solo en el mar sin nada más que su reloj, las llaves de su casillero, unas tarjetas de tiendas de ropa, un anillo de oro, y su ropa mojada y tiesa por la sal, pensando que en un par de horas vendrían a rescatarlo, eran las doce del medio día, y el sol calentaba como nunca el...
tracking img