Resumen ruy perez tamayo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 13 (3067 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 18 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
En México, como en el resto de los países de América Latina, el medio académico y cultural más elevado es la universidad y en ella la comunicación entre científicos y humanistas es inexistente, cada uno reitera sus opciones inexpugnables y con ello rechaza el deseo espontáneo de contemplar el mundo a través de los ojos del otro. Lo anterior demuestra que hemos perdido la pretensión de poseer unacultura común, las personas educadas con la mayor especialización ya no pueden comunicarse unas con otras en el plano de sus principales intereses intelectuales. Esto es grave para nuestra vida creativa, intelectual y especialmente moral. La falta de comunicación nos está llevando a interpretar mal el pasado, a equivocar el presente y a descartar nuestras esperanzas en el futuro de nuestrospaíses: “... mi postulado –afirma- será que la ciencia es una actividad humanista por excelencia que en la medida en que este postulado se acepte tanto la ciencia como las humanidades se enriquecerán, y en la medida en que se rechacen... Todas se empobrecerán” [Pérez Tamayo, 2000: 357].

Ruy Pérez Tamayo está convencido de que la cultura no es sólo una, y que en la medida en que los intelectualeslatinoamericanos se esfuerzan por cruzar las barreras que artificialmente los separan en distintas especialidades y tratan de traducir nuestro diferentes idiomas a uno solo, creando un lenguaje común, es como se sustenta el progreso cultural. Cuando la ciencia se incorpora al humanismo y forma parte integrante de la cultura, cuando en lugar de contraponer a las ciencias y a las humanidades, insistiendoen sus diferencias y soslayando sus semejanzas, se considera a todas como actividades culturales, dirigidas a mejorar el conocimiento y la comprensión que el hombre tiene su mundo, de su historia y de sí mismo, el resultado lo es el ensanchamiento espiritual y la madurez intelectual.

El científico mexicano afirma que el hombre de ciencia al igual que el campesino, el obrero, el ferrocarrileroy el artista es un ser humano, posee tres dimensiones, está repleto de sueños y ambiciones, fuerzas y debilidades, libertad y compromiso, en todo esto el hombre de ciencia es mucho más hombre que ciencia. La ciencia, para Ruy Pérez Tamayo, es una manera de vivir, es una forma de comportamiento, que no es algo que el científico hace en su laboratorio y, cuando sale de él, lo abandona. En esto seasemeja a la actividad del filósofo.

La función más importante de la ciencia, para nuestro autor, es contribuir a reforzar la identidad nacional de los pueblos de América Latina, y que tanto la necesitan para superar la dependencia que las ha caracterizado a lo largo de más de quinientos años.

A través de la ciencia el hombre se conoce mejor a sí mismo y a los demás seres humanos, se libera delas ataduras sociales y políticas, es capaz de modelar su vida de acuerdo con sus aspiraciones e intereses y puede enfrentarse con mayor eficiencia a sus propios problemas nacionales:

El hombre forma parte de la naturaleza, por lo que en la medida que conozca mejor también se conocerá mejor a sí mismo. El objetivo no es ni debe ser dominar a la naturaleza para explotarla en nuestro provecho,sino más bien entenderla mejor para integrarnos de manera más racional e inteligente a ella. La naturaleza incluye a nuestros semejantes, por lo que es de esperarse que con mayor conocimiento de sus características humanas podemos relacionarnos con ellos en forma más constructiva. En ese sentido, la ciencia es un instrumento de convivencia humana [Pérez Tamayo, 2000-10: 308].

El hombre culto,como bien afirma Ruy Pérez Tamayo; no aprovecha ni explota su cultura, simplemente porque tiene conciencia de que tal tesoro trasciende las equívocas pretensiones de los que la simulan pero no la poseen, y la pobreza de la vida de los que no la poseen y ni siquiera lo saben.

Aquí está el hombre de ciencia hablando con honestidad sobre el oficio de generar conocimientos, la voz que escuchamos...
tracking img