Resumen sentencia 727/00

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 59 (14628 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 18 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
C-727/00

La sentencia en su PRIMERA PARTE, se centra en resolver la confusión existente entre lo que doctrinariamente se ha establecido como elementos estructurales de los conceptos de desconcentración y delegación, y lo que la constitución previó y limito para el ejercicio de estas atribuciones.

De esta forma el actor (así como la doctrina) considera que existen tres elementos enparticular que permiten afirmar que se trata de dos figuras diferentes del derecho constitucional y administrativo.

Ellos son:

1) el objeto. El objeto de la desconcentración son las funciones de las entidades u organismos y en la delegación son las funciones del empleo o cargo del cual es titular el delegante, por lo que lógicamente la naturaleza de las funciones de las entidades es diferente de lanaturaleza de las funciones de los empleos o cargos.

2) quién las realiza. La desconcentración es realizada, en principio, por la autoridad competente para determinar la estructura de la entidad pública, que en este caso es el mismo legislador, tan es así que el superior, titular originario de la competencia, no sólo no responde por los actos del órgano desconcentrado, sino que no puedereasumirla sino en virtud de nueva atribución legal, sin perjuicio de los poderes de supervisión propios de la relación jerárquica. La delegación es realizada únicamente por el titular del empleo o cargo, previa autorización para delegar dada por la autoridad competente (generalmente la ley).

3) En quién o en qué recae. Mediante la desconcentración se asignan funciones de la entidad a sus diferentesáreas funcionales o direcciones territoriales (dependencias) y mediante la delegación se otorga autoridad o competencia al delegatario, quien es un funcionario subalterno del delegante, para que tome decisiones frente a una o varias funciones del empleo del cual es titular el delegante.

Para la Corte, los argumentos del actor se fundan en una postura sólida desde el punto de vista doctrinal, puesefectivamente un amplio sector de la doctrina afirma que en la desconcentración el objeto de la transferencia de competencias consiste en las funciones de las entidades u organismos al paso que en la delegación son las funciones del órgano o cargo del delegante. pero, dicha construcción jurídica no emana de la Constitución, la cual tan solo menciona en su artículo 209 que la funciónadministrativa se desarrolla mediante las figuras de la descentralización, la desconcentración y la delegación administrativa, sin entrar a formular definiciones ni diferencias respecto de estos conceptos. Por lo tanto, queda librado a la libertad configurativa del legislador el determinar las condiciones en las cuales dichos modelos de organización administrativa pueden operar.

De tal forma que lajurisprudencia de la Corte se ha ubicado en la misma postura al admitir que si bien en la desconcentración “la competencia se confiere a un órgano medio o inferior dentro de la jerarquía”, lo cual sugiere que se hace de superior a inferior dentro de una misma entidad, también ha señalado que esta regla no es rígida ni inflexible, pues al respecto indicó: (d)ebe recordarse, sin embargo que, en ciertamedida, personas jurídicas pueden ser igualmente sujetos de desconcentración.”

De su parte, frente a la delegación sucede lo siguiente: conforme con la doctrina, la jurisprudencia constitucional ha sentado criterios según los cuales si bien la transferencia de funciones en esta figura, en principio opera de un órgano o cargo a otro y se realiza previa autorización legal por el titular de dichocargo respecto de sus propias funciones, también, excepcionalmente, cabe entre personas jurídicas. Adicionalmente, cabe recordar otro pronunciamiento de esta Corporación en el cual se reconoció que la delegación puede darse respecto de funciones que no son propias del cargo del delegante, sino del órgano administrativo.

A juicio de la Corte, también la Ley 489 de 1998 parece admitir esta...
tracking img