Resumen Simbad El Marino

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas: 8 (1994 palabras)
  • Descarga(s): 0
  • Publicado: 28 de julio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
RESUMEN SIMBAD EL MARINO

Primer viaje:
Simbad cuenta que cuando joven murió su padre y le dejó una fortuna que mal gastó rápidamente. Sin embargo, juntó lo poco que le quedaba y decidió embarcarse en el Puerto de Basora para venderlas. Recorrieron varias islas, pero en una ellas se quedaron a comer. De pronto la isla comenzó a moverse, pues no se habían dado cuenta que era el lomo de unaballena. No logró llegar al barco y naufragó por 2 días gracias una gran viga que lo salvó. Llegó a una diminuta isla que tenía agua y frutas para alimentarse. No vivía nadie en esa isla, pero al tercer día aparecieron unos hombres montados a caballos pertenecientes al sultán Mihraj. Tuvo suerte porque cada 6 meses iban a la isla. Ellos lo llevaron donde el Sultán, el cual lo hospedó en su palacio yse hizo amigo de él. Un día vio un barco cargando bultos que le pertenecían y que se encontraban en el barco antes de su naufragio. Algunos lo reconocieron y después de felicitarlo por haberse salvado, el capitán le devolvió sus bultos. Simbad le dio un regalo al sultán por su atención y éste le dio un gran donativo por dicho acto. Compró más mercaderías y al llegar al puerto de Basora vendió yobtuvo una gran fortuna, por lo que vivió cómodamente.

Segundo viaje:
Simbad decidió salir a la mar a vender junto a otros mercaderes. Al llegar a una isla solitaria para comer, Simbad se quedó dormido y al despertar se dio cuenta que todos se habían ido. Se sintió muy solo y temeroso. En eso, se subió a un árbol y descubrió que había una gran bola blanca cerca de él. Más tarde se dio cuenta queera un huevo. Al llegar la puesta de sol apareció una gran ave llamada Roc que era capaz de llevar hasta elefantes pequeños. Al posarse en el suelo, Simbad se ató a una pata del ave por medio de su turbante y al amanecer el ave se echó a volar y lo sacó de la isla desierta. Sin embargo, lo dejó en un lugar difícil de salir por lo escarpado que era. Se dio cuenta que estaba en el valle de losdiamantes, lleno de serpientes gigantes que acechaban por todas partes. Cuando encontró un lugar seguro, se tiró a dormir, pero fue despertado por algo que cayó cerca de él. Eran inmensos trozos de carne fresca que los mercaderes tiraban para que las águilas las sacaran con diamantes adheridos a ella. Simbad recogió la mayor cantidad de diamantes que pudo y los colocó en una bolsa y se amarró con suturbante a un gran trozo de carne. Se colocó boca abajo hasta esperar que un águila lo sacara de ahí. Fue así, como un ave lo llevó hasta la cumbre de la montaña donde está su nido, pero los mercaderes espantaron el águila y Simbad pudo ser salvado. Todos quedaron sorprendidos de la habilidad y valentía de Simbad. Con grandes diamantes que había recogido, atravesó las montañas para tomar un barcohacia isla de Roha donde vendió los diamantes. Regresó a Basora y luego a Bagdad, donde vivió en la abundancia producto de las ganancias que obtuvo.

Tercer viaje:
Simbad decidió hacer un tercer viaje porque no se acostumbraba a estar solo. Llevó mercaderías de Egipto al puerto de Basora. Después de varios días les vino una tempestad. El capitán del barco decidió refugiarse en una pequeña islasabiendo que estaban habitadas por enanos salvajes. De pronto una inmensa cantidad subió abordo y los atacaron obligándolos a ir a la playa. Los llevaron a un palacio donde vivía un gigante negro que tenía un solo ojo, dientes largos y afilados y unas uñas parecidas a las garras de un pájaro. En ese instante agarró al capitán del barco y se lo comió. Luego se quedó dormido hasta el amanecer hastaque se marchó. Simbad y sus amigos decidieron construir un bote para arrancar de ese lugar, pero al llegar la noche llegó el gigante y se los llevó de vuelta al palacio. Se comió a otro compañero y volvió a quedarse dormido. Nueve compañeros, incluyendo a Simbad, introdujeron en el ojo del gigante un fierro que lo había dejado al rojo en el fuego. El gigante, entre gritos trató de atraparlos,...
tracking img