Resumen

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 15 (3662 palabras )
  • Descarga(s) : 8
  • Publicado : 13 de marzo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
El extraño caso del Dr. Jekyll y Mr. Hyde.

Robert Louis Stevenson.

Resumen.

Editorial: Cantaro Editores. 1999.
← La historia de la puerta.

Mr. Utterson, el abogado, jamás mostraba una sonrisa, era una persona fría, vergonzosa, melancólica y amable. No era para nada demostrativo. Éste realizaba, todos los domingos, una caminata por las calles de Londres con su primo Mr. Enfield,un hombre muy conocido en la ciudad.
Un día al pasar por un callejón, donde había una casa con puertas blancas, Enfield recuerda un hecho que le había ocurrido tiempo atrás. Una noche, cuando regresaba a su casa, vio a un hombre pequeño que caminaba rengueando hacia la bocacalle, cuando al aparecer una niña, se la lleva por delante. El pequeño hombre saltó por encima del cuerpo de ésta como sinada, y la dejó gritando en el piso. Los familiares salieron para ver que pasaba, también acudió el “matasanos” para revisar a la niña. Enfield persiguió al extraño hombre hasta que lo agarró por el cuello. Al atraparlo le pidieron 100 libras para reparar el daño ocasionado a la niña.
El hombre se dirigió a la casa de la puerta blanca, sacó una llave y entró. Al salir traía consigo un cheque y 10libras en oro. Enfield se sorprendió, y al mismo tiempo desconfió al ver la firma del cheque, era del Dr. Jekill. Todos dudaron de la veracidad de dicho cheque, por tal motivo decidieron esperar en casa de Enfield, a que abriera el banco para corroborar la falsedad o no de éste. Pero el cheque era auténtico.
Mr. Utterson intrigado, comenzó a preguntarle a su primo respecto a este extrañohombre. Éste le dio su nombre, Hyde; y lo describió como un ser desagradable, detestable, repugnante, deforme; le resultaba imposible encontrar las palabras para describirlo.

← En busca de Mr. Hyde.

Aquella noche, Mr. Utterson, al llegar a su casa, fue al escritorio, y sacó de su caja fuerte el testamento del Dr. Jekyll; éste decía lo siguiente: “en caso de muerte o desaparición durante tresmeses todos mis bienes pasaran a Mr. Hyde. Al día siguiente, el abogado se dirigió a la casa de su amigo, el Dr. Lanyon. Éste era un hombre cordial, sano, enérgico, y de abundante cabello canoso. Ambos eran viejos amigos del colegio y de la universidad, como era la costumbre, respetuosos de sí mismo.
Utterson visitó a Lanyon para averiguar acerca de Mr. Hyde, pero éste no lo conocía. El abogadoal ver que seguía sin información decidió esperar en un callejón (frente a la casa de Hyde) a que éste apareciera. Cuando vio que se acercaba a la puerta, Mr. Utterson se acercó al hombrezuelo, lo miró a la cara, y lo interrogó respecto a la relación que tenía con Jekyll, a lo cual Hyde se puso muy molesto. Éste era un hombre pálido y pequeño, daba un sensación de deformidad; hablaba con vozronca, susurrante y quebradiza.
Mr. Utterson decidió ir a la casa de Jekyll, pero éste no se encontraba allí, sólo estaba Poole, el mayordomo. El abogado le comenta que vio entrar a Hyde por la puerta trasera de la casa, la que da al laboratorio. Poole le comenta que siempre entra por allí, que él casi no lo ve, y además nunca cena en la casa. Sin embrago, debía obedecerle en lo que solicitara.← Dr. Jekyll estaba en perfecta calma.

Dos semanas después, el doctor ofreció una de sus agradables cenas a cinco o seis de sus mejores amigos. Utterson se las ingenió para quedarse después que todos se habían marchado con la intención de hablar a solas con Jekyll respecto al testamento que tanto le preocupaba.
Jekyll le dijo que no se preocupara por Hyde, que realmente él sentía estima poréste; y le hizo prometer que si algo le pasaba cumpliera con lo que decía el testamento, y Utterson dio su promesa.

← El caso del asesinato de Carew.

Un año más tarde, Londres fue conmovido por un crimen de singular ferocidad, y que tuvo mayor repercusión dada la alta posición social de la victima.
Una noche, una sirvienta se hallaba sentada mirando por la ventana de su cuarto. De...
tracking img