Resumes del cuento "la muerte de la calle"

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (959 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 16 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Caminaba por la calle cuando apareció un perro y me empezó a ladrar pero no era con la intención de morderme si no de reconocerme, poco después se fue y empezó a ladrarle a cualquier persona quepasaba. Por la noche no se porque pero me senté en un sardinel a descansar lo que me pareció curioso.
La casa en ese momento estaba lejos tan solo era una cuevita a las afueras de la ciudad, me puse apensar en ese momento a todas las personas que Vivian por el barrio mio y como me gustaba ir a charlar con ellas. Cuando me encuentro a la persona que voy a saludar solo le digo una rima que tiene quever más que todo con el orden que tengo para ir a saludar a la gente del barrio ya que dios me dio ese don. Le decía que me bastaba saludar como mínimo a 10 personas en la mañana a las personas quesaludaba y que cuando hacia eso tenía el derecho a almorzar y comer. Un día recuerdo que alguien no lo entendió a si que me toco explicárselo lo cual le dije que eso era para saber si esa persona estabainteresada en los asuntos de los demás lo que después de explicárselo saco un billete de quinientos y me lo dio y sin decir nada me fui, pensé que esa era la voluntad de dios. Ese día llegue a micasa lo amarre al fondo de mi mochila y dije que cuando muriera la persona que encontrara este billete tuviera en el la voluntad de dios. Momentos después me sentí raro ya que no había cogido los 4periódicos del día si no que había recogido 3 y no sentía la gana de ir por el otro. Recordé que antes pedía alojo y solo pedía dormir en la cocina pero no en la calle o en un sardinel como lo estoy ahora.Un día encontré un buen lugar para pasarla viviendo en el jardín de una casa le pedí aquella familia si me dejaba y de buenas personas me dejaron. Pensaba que iba a sentir frio en el hoyo pero siempresentí calor y casi nunca me llovió siempre en la madrugada cuando ya me había levantado. Durante mi vida jamás conocí buen niño y mal perro, ya que los niños me trataban mal por no tener un hogar...
tracking img