Retorica

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 55 (13513 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 5 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Mª del Carmen
Ruiz de la Cierva

LOS GÉNEROS RETÓRICOS:
DESDE SUS ORÍGENES HASTA LA ACTUALIDAD

María del Carmen Ruiz de la Cierva
Universidad CEU San Pablo de Madrid
Universidad Autónoma de Madrid

Les voy a hablar, como indica el título, de los géneros retóricos desde sus orígenes hasta la actualidad. Ante un contenido tan amplio, sólo me detendré en algunos puntos que consideroesenciales, y el recorrido histórico del comportamiento de los géneros, lo realizaré a pinceladas que permitan entender su evolución, pero sin profundizar[1].

Para poder entender adecuadamente el origen y la formación de los géneros retóricos, es imprescindible empezar explicando qué significa exactamente el término retórica, en qué consiste, dónde y por qué se inició.

Se considera, comoconocimiento generalmente admitido, que la retórica nació en la antigua Grecia alrededor del año 485 a. de C. en la ciudad siciliana de Siracusa debido a que Gelón y su sucesor Hierón I, expropiaron las tierras a sus ciudadanos para adjudicárselas a miembros de su ejército personal. Más tarde, con la llegada de la democracia y el derrocamiento de los tiranos, los perjudicados pretendieron recuperar suspropiedades. Esta situación provocó una serie de pleitos en los que se puso de manifiesto la importancia de la elocuencia en la consecución de las recuperaciones pretendidas. Su origen primario no tiene ningún vínculo con la literatura, es claramente judicial (Murphy, 1988: 9-13) y estrechamente relacionado con lo político (Laborda, 1993: 12): “Los tiranos habían sustraído las tierras y las habíandado a mercenarios y secuaces. Cuando se reinstauró la libertad, se instaló la palabra pública y libre, es decir, la retórica”.

Ante la eficacia de la argumentación oral adecuada, Córax de Siracusa, en el siglo V a. C. (hacia el año 450) elaboró un sistema de comunicación para hablar ante la asamblea política o ante los tribunales con fines claramente persuasivos que se puede considerar elprimer tratado de retórica. Un discípulo suyo, Tisias, lo divulga por Grecia (Albaladejo, 1991: 24). Algunos investigadores consideran que Tisias y Córax eran la misma persona y afirman que el primer rétor de la antigüedad sería Tisias, el Córax, o dicho de otra forma, Tisias el cuervo, (κόραξ kόρακος significaba en griego antiguo cuervo) (Kennedy, 1994: 34). De este modo, quedan ya apuntados dos delos tres géneros clásicos de la retórica desde sus orígenes: el judicial y el deliberativo. Pronto se unió un tipo de discurso de elogio funerario en el que se trataba de alabar las virtudes del difunto y se puede considerar el inicio del tercer género retórico, el demostrativo o epidíctico que, más adelante, se referiría a cualquier persona no necesariamente fallecida o a diferentes aspectos de lavida o de la sociedad desde un punto de vista positivo o negativo.

En cuanto al término retórica, su origen procede del griego (ρητορική) y surge como un conjunto de reglas y conocimientos para adquirir una exposición convincente y con una finalidad claramente establecida para adecuar su elaboración a ella, es decir, como arte o técnica (τέχνη), de la persuasión con la base científica de loverosímil o lo probable.

Saltando la aportación a la retórica de alguna corriente vinculada a los pitagóricos, que se basaba únicamente en las posibilidades emotivas[2] que los discursos pudieran ejercer sobre los oyentes, no en su verosimilitud, sino en su irracionalidad, intentando movilizar el espíritu y el alma de los receptores a través de sentimientos o afectos, sin necesidad de unaexplicación racional (Pitágoras, Parménides y Empédocles)[3], vamos a reflexionar brevemente sobre la influencia de los sofistas (Protágoras y Gorgias) que tuvo consecuencias mucho más trascendentales porque consideraban esta disciplina, desde un punto de vista filosófico y moral, como una técnica al servicio de la obtención de un fin determinado, con independencia de la verdad.

Por eso Platón ataca...
tracking img