Retratos del genio. el culto a la personalidad artística en el siglo xix - esperanza guillén marcos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1615 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 31 de enero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
GUILLEN MARCOS, Esperanza. Retratos del genio: El culto a la personalidad artística en el siglo XIX. Madrid: Cátedra, 2007. 316 pp. y 150 ils.

La ya numerosa colección de Ensayos de Arte Cátedra vuelve a regalar a los amantes y entendidos del arte un nuevo volumen de ésta, el número 28, con un nuevo título dedicado a los Retratos del genio, y con el sugerente subtítulo de El culto a lapersonalidad artística en el siglo XIX, escrito por Esperanza Guillén Marcos, que actualmente se dedica a impartir clases en la universidad de granada, en el departamento de historia del arte, y cuyas asignaturas se centran en al arte del siglo XIX –tanto en España como en el resto de Europa- y en las ideas estéticas. Se doctoró en Historia del Arte por la tesis De la Ilustración al Historicismo.Arquitectura religiosa en el Arzobispado de Granada(1773-1868) en 1988. Entre sus publicaciones podemos encontrar entre otras: Naufragios. Imágenes románticas de la desesperación . Madrid, Siruela, 2004 o El Arte Neoclásico. La época de la Ilustración . Madrid , Anaya, 1992 (con el prof. Ignacio Henares).El ensayo que actualmente nos presenta se articula en 15 capítulos, todo ello precedido de unaintroducción, y concluido con un epílogo, una extensa bibliografía y un índice onomástico.
¿El genio nace o se deshace? No ha sido poca la literatura que ha circulado sobre el origen de la habilidad de un Miguel Ángel o un Mozart, del primero para realizar solemnes y corpóreas esculturas partiendo del bloque de mármol con mayor dificultad de toda Italia, y del segundo para escribir millares departituras sin apenas un borrón. Para unos, fue la técnica; para otros, la revelación divina. Este ensayo destaca que la idea actual de “genio” es tal vez una simple invención. Sus 316 páginas están dedicadas a analizar el concepto de genio como una respuesta histórica a "los cambios en las relaciones de mecenazgo y la apertura cada vez mayor de un mercado imprevisible".  Un diagnóstico semejantedejaría indiferente a Karl Marx, que ya se imaginaba algo así. Otra cosa es que el espectador pasional que gusta de soltar una lágrima contemplando Los fusilamientos del 3 de mayo esté dispuesto a aceptar que la imagen de muchos artistas no sea más que el resultado de una "estrategia encaminada a forjar una particular imagen de sí mismos como individuos diferentes del conjunto social y merecedores, porsu superioridad creativa, del reconocimiento presente y futuro de su trabajo". Otros autores podrían estar más de acuerdo con estas ideas, como Francisco Alfonso Fernández (El talento creador. Rasgos y perfiles del genio. Madrid: Temas de hoy, 1996) o Philippe Brenot (El genio y la locura. Barcelona: Ediciones B, 1998). Ernst Krist y Otto Kurz (La leyenda del artista. Madrd: Cátedra, 2007.)reflexionan sobre el enigma del artista, el misterio y la magia que siempre le han acompañado, y lo hacen desde una perspectiva no psicológica sino sociológica, sin duda más novedosa y atrayente por su estrecha relación con las investigaciones y los testimonios históricos. En diversas épocas se han creado leyendas y prejuicios que tienen un origen común y condicionan las biografías que de ellos hanllegado hasta nosotros. Los temas básicos tratados son la conversión del artista en héroe en esas biografías, el artista como mago y la posición especial del artista en la biografía. En las antípodas de estos planteamientos se encuentra Juan José Sebreli (El olvido de la razón. Madrid: Debate, 2007) que intenta levantar acta de los estragos causados por la 'genialidad' artística en el pensamientosocio-político y, por ende, en el curso de la humanidad, el pensador racionalista argentino denuncia el Romanticismo como el origen de casi todos los males de la humanidad, señalando con el dedo índice a la 'trinidad' formada por Schopenhauer, Wagner y Nietzsche.
El ensayo de Esperanza Guillén se presenta con un cierto carácter “científico” y estructurado en 15 capítulos bien articulados: El...
tracking img