Revelaciones privadas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 22 (5427 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 13 de septiembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
I.F.D.N°7 POPULORUM PROGRESSIO – INTELA



PROFESORADO DE CIENCIAS SAGRADAS



REVELACION – 1° año



PROF: Pbro. Ariel Paredes García



TRABAJO PRACTICO - PARCIAL



TEMA: Revelación pública y Revelaciones privadas



ALUMNA: Mercedes Mabel Asís





2012


















Las revelaciones son manifestaciones sobrenaturales de verdadesocultas o de hechos extraordinarios. Para que exista verdaderamente revelación es necesario que su conocimiento se opere por vía sobrenatural.
En cuanto a la destinación, las revelaciones pueden ser públicas o privadas. Las revelaciones públicas (o universales) están contenidas en la Biblia y en el depósito de la tradición apostólica, transmitidas y mantenidas por la Iglesia. Esas revelacionesuniversales terminaron con la predicación de los apóstoles y son de creencia obligatoria para todos los fieles. Las revelaciones privadas (o particulares) son hechas usualmente a los santos, y la Iglesia no obliga creerlas, incluso cuando las aprueba.
Después de la venida de Cristo no hay que esperar ya ninguna revelación nueva en relación con la situación fundamental de la humanidadrespecto a la salvación. En efecto, en él y por él Dios ha revelado plenamente su designio universal de amor. Esta revelación se considera cerrada después de la muerte del último apóstol. Sin embargo, todavía queda sitio, durante la fase presente de la economía salvífica, para las revelaciones de Dios, destinadas a iluminar a los creyentes sobre la forma en que han de portarse en las circunstancias enque viven y a dirigir su acción práctica, moral, espiritual y religiosa.

La calificación de "privadas" que se les da para distinguirlas de la revelación precedente, llamada a veces "pública", porque se dirige mediante el ministerio de la Iglesia a los hombres de todos los tiempos y de todos los lugares sin distinción, no quiere decir que esas revelaciones se reserven necesariamente parauna sola persona. En realidad, muchas veces conciernen a todo un grupo, a todo un ambiente y hasta a la Iglesia en su conjunto en un momento de la historia. Sin duda sería mejor hablar, como lo hizo el concilio de Trento, de revelaciones "especiales" o "particulares" (Dz 1540; 1566).













La Sagrada Escritura y las revelaciones particulares no tienen por qué excluirse.Las revelaciones de este género no se definen por la exclusión de su pertenencia a todo contexto bíblico, sino por su objeto, su finalidad y su destinatario. Si estos elementos son particulares, las revelaciones son particulares y siguen siendo tales, aunque las garantice la inspiración de la Escritura, que no cambia sus características, si bien asegura su autenticidad.

El libro de losHechos de los Apóstoles nos cuenta como Pablo se convierte después de una revelación recibida en el camino de Damasco (9,3-9) y es guiado continuamente en su acción misionera por revelaciones especiales (16,9; 18,9; 20,23; 27,23-24). También se añaden otras revelaciones de orden estrictamente personal y místico, de las que habla confiadamente a los corintios (2Cor 12,1-6).

La época patrísticaConviene señalar, entre otros, dos escritos típicos:

• La Didajé, que reconoce un amplio espacio a los profetas en la comunidad, pero establece reglas para discernir entre los verdaderos y los falsos (11 7-12: SC 248,184-188)

• El Pastor, de Hermas, cuyas abundantes revelaciones de carácter apocalíptico son especialmente una llamada a la conversión y a la penitencia.San Agustín es más reservado. Cree ciertamente en la existencia de las revelaciones privadas; pero piensa que es muy difícil establecer una distinción entre las verdaderas y las falsas (De Genesi ad litteram XII, 13-28: PL 34,465).
La época medieval
Son un hecho notable las obras espirituales que se presentan como colección de las comunicaciones hechas por Dios a algunas...
tracking img