Revista

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1035 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 11 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
El milagro de la virgen

Un señor muy pobre con nombre José salió huyendo de su pueblo natal puesto que empezó una revolución entre niveles sociales en ese lugar,
Salió huyendo él y unos de sus hermanos que igual era pobre.
Pero en el camino se encontraron a varias personas que antes les habían ayudado a ellas, cuando tenían problemas y lo ayudaron con un poco de dinero que ellos teníanahorrado para cualquier ocasión como esta.
Su hermano le ayudo a salir rápidamente de ese lugar, al paso de las horas de tanto caminar, y la noche tan obscura que no dejaba caminar, tuvieron que buscar un lugar donde dormir, en el camino vieron a lo lejos una cabaña algo cuidada y abandonada, así que decidieron alojarse en ese lugar, con algo de dinero y demasiada inteligencia lograron abrir lapuerta, buscó un sitio en el cual su hermano José pudiera descansar encontró un cuarto en el cual sus ventanas estaban cubierta por cortinas de terciopelo negro, prendieron una vela que encontraron tirada en ese lugar pudieron encontrar 4 candelabros y una virgen tirada las cuales los pusieron en cada equina para alumbrar un poco el lugar y la virgen en medio para que les ayudara de que todo salierabien.
Al tener la luz pudieron ver que había varios trofeos y pinturas y entonces José le dijo a su hermano que abriera las cortinas por que el estaba muy cansado, el obedeció, entonces decidieron acostarse para descansar, pero José no lo logro, al pensar de lo que estaba pasando en su casa, se quedó en vela para admirar las pinturas que en el cuarto se encontraban, le gustaba admirar los detallesque tenían las pinturas, cuando de un lado ya no le alumbraba bien un candelabro lo movió de lugar y se pudo dar cuenta que la luz del candelabro hacia que en medio de dos muebles de donde estaba un pequeño retrato, el cual no c distinguía bien tan solo en marco dorado de la pintura.
Estirándose cuidadosamente para no cansarse más y que se cayera del sillón, pudo alcanzar el retrato y entoncesvio que era el retrato de una señorita que le calculaba tener unos 25 años.
Le hecho una leída rápida a la pintura y cerró los ojos.
Mientras sus parpados estaban serrados analizo rápidamente la razón que le hacía cerrarlos
Era un movimiento impulsivo para ganar tiempo, para pensar.
Para asegurarme de que mi vista no me había engañado, para calmar y preparar su espíritu a una contemplación mássobria y más certera. Al cabo de algunos instantes de nuevo miro fijamente la pintura.
Aunque él hubiera querido, no podía dudar que veía con toda la claridad posible, porque el primer reflejo de la luz de las velas sobre este cuadro puso mucha atención.
Ya he dicho que el retrato era el de una joven, consistía en una simple cabeza y los hombros. Los brazos, el seno, la cara y hasta las puntasde los resplandecientes cabellos se fundían de una manera impactante en la sombra tenue pero intensa que servía de fondo al conjunto.
El marco era ovalado, magníficamente plateado y detallado con oro. Como obra de arte –no podía hallarse algo más admirable que la pintura.
Pero tal vez no es lo hecho de la obra, ni la inmortal belleza del semblante lo que lo impresiono tan fuertemente era de queestaba hecho.
De pronto vio que los detalles del dibujo, el estilo de la viñeta y el aspecto del cuadro hubieran creado semejante idea.
Mientras hacia esas reflexiones con mucha sinceridad, permaneció medio sentado una hora al menos, con los ojos fijos en el retrato.
Al descubrir el verdadero secreto de su efecto, se dejo caer en el sillón. Había adivinado que el encanto de la pintura radicabaen una expresión absolutamente semejante a la vida misma, que primero lo había hecho conmover y por ultimo lo había confundido, y espantado.
Con un terror profundo y respetuoso coloco la imagen en una posición Habiendo así ocultado a la vista la causa de su profunda agitación, busco ansiosamente el volumen que contenía el análisis de los cuadros de su historia. Yendo derecho al número que...
tracking img