Revolución industrial

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (472 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 4 de septiembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
-----------------------

Consagración De La Familia Al Inmaculado Corazón De María

¡Oh Madre!, tal como el apóstol Juan te recibimos en nuestro hogar y en nuestros corazones, para que día a díanos enseñes a irnos configurando con tu hijo Jesús.

Congregados a tu alrededor, Madre Inmaculada que eres transparencia y plenitud de gracia, te consagramos nuestra familia y procuramos refugiobajo tu maternal protección, implorando confiadamente intercedas por ella, ante los desafíos que la vida nos presenta.

Señora, no desoigas nuestras súplicas y acepta esta consagración.

¡Queremosser tuyos para ser más perfecta y plenamente de Jesús! Ayúdanos a vivir procurando el renio de Dios y su Justicia, como lo enseñó el Divino Maestro, confiando que al vivir así, todas las demás cosasnos serán dadas por añadidura, como el mismo Jesús lo prometió.

¡Oh María!, que conoces los sufrimientos y las esperanzas de la Iglesia y el mundo, asístenos en las pruebas cotidianas, para que conel esfuerzo de todos, las tinieblas no prevalezcan sobre la luz.

A Ti, aurora del Dios de la vida y la salvación, te entregamos en unión con Iglesia nuestras familias, para que guiados por Ti,descubramos a Cristo Luz del mundo y único salvador, haciendo realidad la gran promesa de Fátima: Por fin, mi Inmaculado Corazón Triunfará.

Triunfo para la gloria de Jesucristo, que con el Padre y elEspíritu Santo, reina por los siglos de los siglos, Amén.





Consagración De La Familia Al Inmaculado Corazón De María

¡Oh Madre!, tal como el apóstol Juan te recibimos en nuestro hogar y ennuestros corazones, para que día a día nos enseñes a irnos configurando con tu hijo Jesús.

Congregados a tu alrededor, Madre Inmaculada que eres transparencia y plenitud de gracia, te consagramosnuestra familia y procuramos refugio bajo tu maternal protección, implorando confiadamente intercedas por ella, ante los desafíos que la vida nos presenta.

Señora, no desoigas nuestras súplicas y...
tracking img