Revolucion industrial

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 32 (7876 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 15 de febrero de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
CAPÍTULO UNO

LA REVOLUCIÓN QUE NOS RODEA

Revolución, un cambio radical o total, de circunstancias o de sistema.

Crisis, un estado serio o decisivo de las cosas o del punto en el tiempo en que pronto debe terminar un asunto o sufrir un cambio material, un punto de inflexión, una intersección crítica.

DICCIONARIO UNIVERSAL WEBSTER´S, 1936

La presencia, cuando no el prevalecer decrisis es normal para la mayoría de las sociedades. La nuestra no es una excepción. Sin embargo, no se quiere decir que nuestra sociedad deba declinar y encarar a extinción. La declinación y extinción no son inevitables; se pueden evitar, aunque también pueden no evitarse. Tampoco es inevitable la supervivencia.

Al igual que la romana, la mayoría de las sociedades anteriores que se elevaron cayeronmás adelante o al menos parcialmente. No hace mucho tiempo que España era la nación más rica y poderosa de la Tierra. Más tarde, tanto Francia como Inglaterra ganaron y perdieron tan distinguida posición. Antes de la dominación de España, tanto Siria como Egipto y Grecia, muchas otras sociedades pasaron por la historia como estrellas fugaces, apareciendo en un horizonte y desapareciendo por elotro. No existe ley histórica que asegure la supervivencia —ya no digamos la prosperidad— de una sociedad. A lo más, la historia parece indicar que es inevitable la caída de una sociedad elevada. En tanto, el futuro no está contenido totalmente en el pasado; todavía queda mucho por escribir.

Algunos opinan que ya es demasiado tarde para hacer nada respecto al futuro. Por ejemplo, Jacques Ellul,el místico religioso francés, opina que el orden social está determinado por su tecnología, que esta tecnología cambia en forma autodeterminada, y en consecuencia, que la sociedad ya no está controlada por el hombre. Como lo dijera el eminente historiador holandés de ciencia y tecnología, R. J. Forves, “Ellul parece asignar a La Technique el orden tecnológico, no sólo de atributos antropomórficossino también demoníacos.”

La mayoría de nosotros reacciona a la tesis de Ellul como lo hizo Forves: “La tecnología no tiene dicha dinámica interna y es totalmente incapaz de establecer sus propias reglas en base de su propia lógica dentro de un círculo completamente cerrado.” Sin embargo, incluso aunque se sostenga que la tecnología todavía puede ser controlada, ello no implica que la estemoscontrolando. Alvin Toffler, en su muy leído El Shock del Futuro, señaló: “La terrible verdad es que, por lo que respecta a la tecnología, nadie es responsable.” Puede no estarnos controlando, pero por otra parte, ciertamente tampoco la estamos controlando.

Para poder diseñar el futuro y mejorar la calidad de la vida, debemos determinar el grado en que la situación actual difiere de lacorrespondiente a las sociedades anteriores. Debido a una creciente razón en el cambio tecnológico, en la actualidad se generan y afrontan más que nunca antes las crisis sociales y ambientales con mayor rapidez. Consecuentemente, requieren respuestas de la sociedad que sean más rápidas y seguras que antaño. Sin embargo, nuestra sociedad no las proporciona. Su estructura y funcionamiento no facilita larespuesta rápida. Su falta de respuestas a las crisis genera descontento entre un número cada vez mayor de sus miembros, asimismo, el descontento se manifiesta en las protestas desordenadas, la desobediencia civil, o la enajenación social. La sociedad responde más rápidamente a los desórdenes que a las crisis que los producen, y con frecuencia lo hace mediante medidas represivas. A su vez, éstasestimulan mayor protesta y desobediencia. El ciclo —protesta, represión, protesta— se intensifica o se disipa en la indiferencia. Cualquiera de ambas salidas conduce a la desintegración social. Ahora considere este ciclo en forma más detallada.

“La razón del cambio social y tecnológico es hoy más rápida que nunca en el pasado.” Esta frase ya tan repetida es verdadera; aunque no diferencia nuestro...
tracking img