Revoluion

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1672 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 25 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
-¿Qué errores cometemos cuando pensamos hoy la globalización?
-El primer error es pensar que lo global es fundacionalmente distinto de lo nacional, que hay una especie de mutua exclusividad y, por ende, que cuando gana la globalización pierde lo nacional. Cuando se hicieron los rescates de los bancos norteamericanos, se vio un retorno del Estado nacional fuerte. En realidad, lo que pasó es queuna parte del Estado nacional, el Poder Ejecutivo, que hoy ha adquirido mucho poder y tiene mucha relación con la economía global, usó leyes nacionales para extraer impuestos a la ciudadanía y así rescatar el sistema financiero global. Eso es un ejemplo que muestra esa imbricación, porque lo global y lo nacional mantienen su especificidad. Buena parte de la globalización se da dentro de lonacional, de maneras muy específicas. E incluso en los términos de lo nacional.

-¿Se ve también esta lógica fuera del mercado financiero?
-Sí, pero lo que sucede es que, en otras situaciones, sobre todo en lo social, esta imbricación se vuelve mucho más ambigua, y el trabajo de decodificar e interpretar es más arduo. Pero insistir con este tipo de análisis en términos sociales tiene implicaciones,por ejemplo, para el modo en que entendemos a los sectores pobres, a los llamados "inmóviles", porque hay posibilidad de que ellos, en sus prácticas, también estén haciendo globalizaciones.
-En su libro usted lo menciona como la potencialidad de hacer historia de estos sectores más pobres. ¿De qué modo sucede?
-El ejemplo más claro es el hecho de que, en la perspectiva de la planificaciónurbana, los barrios pobres están separados del resto. La noción que eso ha producido a través de las décadas es que los pobres están aislados. Eso no ha cambiado, pero sí el hecho de que estos sectores tienen hoy posibilidad de ser activistas en luchas que ahora, en esta época, suceden como globales. Incluso si no pueden moverse de su lugar, los inmóviles también pueden constituir globalidades. Losactivismos por derechos sociales y derechos humanos, las luchas contra las fábricas que arruinan la calidad del agua y el medio ambiente, por citar algunos ejemplos, siempre existieron, pero hoy hay una subjetividad distinta en quienes protestan. Aunque una persona no esté en Internet, sabe de una manera activa -es decir que forma parte de su propia práctica- que hay otros como él en todo el mundo.Ahí los medios de comunicación y la tecnología pueden ayudar realmente a constituir esas subjetividades. Hay otros ejemplos, como la red de mujeres musulmanas que han logrado estar en contacto a través de Internet en Medio Oriente -aunque en general son educadas, también están aisladas-, o las poblaciones mayas que se han organizado y venden sus productos en el mercado global. Yo tengo una miradamuy crítica sobre la tecnología, pero quiero también recuperar el potencial que ofrece. La historia interesante en estos casos es que el hecho de que se hable tanto de Internet global tiene un impacto profundo en el nivel de la conciencia, en la posibilidad de proyectar. Son pequeñas historias, pero se repiten. Es un globalismo de la repetición horizontal.
-¿Se puede hacer alguna lectura desdeesa perspectiva de la crisis económica europea actual?
-Estoy profundamente alarmada con las decisiones que se han tomado en ese campo. La experiencia norteamericana nos ha mostrado claramente que si los bancos no están obligados a redistribuir los fondos que reciben a nivel de rescate, no lo hacen. Ellos tienen su propia lógica y nada más. En los Estados Unidos hay una corrupción profundísima,sistémica. El proyecto político de la democracia liberal en Estados Unidos ha encontrado sus límites. Esta cuestión de cómo falló el rescate de los bancos es consecuencia de una falla estructural profunda. Lo que pasa en el Golfo con el derrame de petróleo se podría haber evitado si hubiera habido regulaciones. Ahora, pensando en Europa, casi nada de los 110 millones de euros que Europa aprobó...
tracking img