Revueltas en el mundo arabe

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 11 (2664 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 6 de diciembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
LAS REVUELTAS EN EL MUNDO ARABE

1.- Situación politica y social anterior a los cambios:
Los gobernantes árabes se manifiestan muy parcamente sobre el lamentable fracaso de su diplomacia y su incapacidad para articular una postura realmente operativa con el objetivo de anteponer los intereses del pueblo iraquí a los de Sadam. En vísperas de la guerra los políticos árabes, en lugar de aportaralternativas para ayudar a los iraquíes a librarse de la tiranía que les oprimía, se preocuparon por cuestiones de naturaleza únicamente polémica como exponer abiertamente su oposición a la guerra impulsada por Estados Unidos o culpar a Sadam.
La diplomacia interna árabe fue un ejercicio de relaciones públicas, destinado al consumo público, más que un esfuerzo concertado orientado a la soluciónde la crisis. En lugar de verdaderas actuaciones, palabras. La crisis iraquí ha venido a reforzar la afirmación de que los discursos de los gobiernos árabes son “zahira sawtiya” (un fenómeno meramente sónico) que no se toman en serio amigos ni enemigos. Prescindiendo de si las elites dirigentes árabes supieron sopesar la gravedad de la crisis y sus posibles repercusiones en el contexto de laregión, su inacción puso de relieve no sólo las divisiones y fracturas en el seno de sus propias filas sino también su insolvencia moral.
El viejo orden se desmoronaba ante sus propios ojos. No obstante, los dirigentes árabes enterraron la cabeza en la arena confiando en que la tormenta pasaría rasante sobre ellos acarreando un perjuicio ínfimo a sus regímenes autocráticos. Ni siquiera repararon en laposibilidad o conveniencia de ser previsores, promoviendo iniciativas para expulsar del poder a Sadam que podrían haber dificultado la justificación norteamericana de la guerra. Los estados árabes no repararon apenas en una estrategia que habría ahorrado la invasión al pueblo iraquí impidiendo al tiempo que EE.UU. la llevara a cabo a costa de Sadam. Dada la determinación de la Administración deBush de ir a la guerra, los árabes no estaban en condiciones de matar dos pájaros de un tiro: salvar el régimen baazista y ahorrar padecimientos a la población iraquí. No consiguieron alcanzar una decisión clara en el sentido de ayudar a la población e –indirectamente– tomaron partido por Sadam.
Actuar en nombre del pueblo iraquí habría exigido la experiencia y competencia necesarias parainaugurar la senda de un complejo proceso de adopción de decisiones apoyado en un liderazgo dotado de visión de futuro, en unión de una mayor sensatez y buen criterio propios de una política realista. En lugar de ello, en el escenario diplomático y a través de comunicaciones tanto formales como informales, sólo afloraron necios convencionalismos, dilaciones y falta de decisión, recriminaciones e inacción:en otras palabras, parálisis.
La gravedad de la situación política obligaba a inclinarse por estrategias de miras más ambiciosas y amplias –aunque no exentas de dificultades– que habrían implicado poseer capacidad iniciativa, visión a medio y largo plazo y disposición a arrostrar riesgos... elementos muy escasos en la política árabe. Por el contrario, los gobernantes árabes dieron prueba deemplear un doble lenguaje ya fuera en sus declaraciones abiertas o en sus insinuaciones dirigidas tanto a sus respectivas ciudadanías como al mundo en general. Juraron públicamente por el Altísimo que se opondrían a la guerra que se avecinaba, mientras al propio tiempo en privado aparentaban ser impotentes y prometían apoyar a su amo la superpotencia. Tanto da para el caso que no probaran nipotenciaran su capacidad negociadora en términos similares con respecto a Turquía. Tanto da que no se situaran al mismo nivel de su ciudadanía en la cuestión de contraer obligaciones con Washington ni en la relativa a los días contados del régimen de Sadam. Podría haberse opuesto un argumento convincente en el sentido de que Sadam debía marcharse por el bien de los iraquíes y la supervivencia de su...
tracking img